El facho

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El facho

Jueves, 23 Noviembre 2023 01:10 Escrito por 
Alfredo Albiter González Alfredo Albiter González Lo bueno, lo malo y lo serio

Argentina eligió a su presidente. Para sorpresa de muchos y malestar de otros, fue Javier Milei quien se levantó con el triunfo el domingo 19 de noviembre en lo que fue la segunda vuelta de las elecciones del país sudamericano.

Los argentinos salieron a votar determinando que sería el ultraderechista, representante de la coalición La Libertad Avanza, quien se encargue, a partir del 10 de diciembre, del destino de su país.

Con una visión completamente distinta a la que había dominado en Argentina, aparece el controversial y dinámico presidente electo, Javier Milei, para darle una cara distinta a la política social y económica que maneja el actual presidente, Alberto Ángel Fernández.

Milei se ha distinguido por romper con lo tradicional; sus declaraciones han sido motivo de múltiples comentarios y señalamientos, entre ellas, destaca la que se refirió al Papa Francisco, llamándolo “representante del maligno en la tierra”, como una de las más polémicas y que podría haber significado su caída de la popularidad que gozaba.

Sin embargo, el triunfo de la elección presidencial deja grandes aprendizajes para los analistas, ya que, como ha venido sucediendo en diferentes partes, las encuestas fallaron de nuevo, lo que deja constancia clara de lo que en diferentes oportunidades he comentado, éstas no pueden tratarse como una determinación infalible e irrevocable.

Las encuestas representan el sentimiento del momento, no lo que se percibe después para terminar por inclinar la balanza para un lado o para otro. Milei, en el debate que sostuvo ante su contendiente, el oficialista Sergio Massa, cayó en una increíble serie de errores que le podrían haber significado lo peor para él, lo que dibujó en el rostro de sus adversarios una amplia sonrisa.

Pero algo sucedió, y la segunda vuelta no dejó únicamente con la boca abierta a sus opositores, sino a diferentes políticos y analistas, a los que no les quedó de otra que reconocer la lección democrática de los argentinos, quienes mostraron que un cambio radical se puede lograr; consiguiendo el balance adecuado entre tiempo, lugar y circunstancias.

Es muy difícil que alguien en este momento se atreva a descalificar el triunfo democrático de Milei, la diferencia por más de 10 puntos porcentuales no dejó lugar a dudas; pero, el reconocimiento del candidato oficialista Sergio Massa fue todavía mejor, fue notable.

Es importante destacar las reacciones, principalmente de los presidentes latinoamericanos, porque por obvias razones, ya sea de una u otra forma, cada uno de nuestros países en algún momento coinciden con los demás; es por eso que los ojos estuvieron puestos en la jornada electoral argentina.

Con las manifestaciones hechas con motivo del triunfo del derechista por los demás líderes de América Latina, se observa que cada quien se decanta de acuerdo a sus intereses particulares. El pleito entre Bukele y Petro es uno de los que más llaman la atención.

Mientras que el presidente colombiano, el izquierdista Gustavo Petro, señaló que “la elección de Javier Milei como próximo presidente es una noticia triste para América Latina”, el salvadoreño Nayib Bukele le respondió: “ahora dilo sin llorar”. Ambos, Petro y Bukele, han protagonizado enfrentamientos en la red social X, a través de diversos mensajes; el colombiano, en uno de ellos, calificó la mega cárcel del Salvador como “un campo de concentración”.

Esté o no de acuerdo con Bukele, hay algo que es verdad; independientemente de que se acepten sus formas, El Salvador ya no es, por el momento, un país que genere más dolores de cabeza a sus vecinos, incluido México, por el tema de la inseguridad por las bandas Mara Salvatrucha, y eso no se puede ocultar.

Ahora bien, la posición de Milei ante la llamada izquierda, la ha dejado en claro; obvia su visión, con una relación pueblo-gobierno completamente distinta de lo que había en Argentina y en otros países como en el caso de Cuba, Venezuela o México, “yo no hago tratos con comunistas”, dijo.

Respecto del mandatario mexicano, Milei desaprobó las declaraciones del presidente Andrés López Obrador a propósito de las elecciones en Colombia, señalando: “López Obrador es verdaderamente patético, lamentable, repugnante, no solo por el tema de intervención, sino por la fatal arrogancia. ¿Quién es él para decir lo que es votar bien o qué es votar mal?

Pero López Obrador no se queda atrás, el 13 de noviembre se refirió a Javier Milei como un “facho conservador”; aunque la relación no puede calificarse como tensa desde este momento, tampoco puede presumirse que será la mejor, o al menos, como la que tenía López con Alberto Fernández.

De acuerdo a las declaraciones del presidente electo, se espera que haga cambios en política económica y social; radicales para como se ha comportado el gobierno hasta antes de la jornada del domingo pasado. No está de más adelantar que su gobierno estará siendo observado por propios y por extraños para conocer los resultados que traerán esos cambios para los argentinos.

Sin embargo, Milei debe enfrentar varios retos; al asumir el cargo, no dispondrá con todo a su favor, tendrá que trabajar duro para convencer respecto de su plan y, sobre todo, de su política económica. También deberá decidir qué hacer con las relaciones que tiene su país con Rusia y con China; ambos, han manifestado su interés por continuar trabajando con los argentinos.

En Argentina ganó la democracia, tiene nuevo presidente, y en los próximos años se podrá saber si esa decisión fue acertada o no; libertad económica contra política económica conservadora.


Visto 811 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio