Intentan despojar de sus tierras a Ejidatarios de Magdalena Chichicaspa

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Intentan despojar de sus tierras a Ejidatarios de Magdalena Chichicaspa

Lunes, 29 Enero 2024 00:10 Escrito por 
Carlos García Carlos García El socavón

Desde el año 2002, algunos campesinos propietarios de hectáreas del Ejido de La Magdalena Chichicaspa, municipio de Huixquilucan, estado de México, han sido despojados paulatinamente por los mismos ejidatarios en contubernio con grupos de poder que se han prestado para saquear a base de engaños, abusando de la ignorancia de dueños de parcelas para comprarles a precio irrisorio sus tierras que de las cuales son propietarios desde hace más de cinco décadas.

Ya han pasado más de dos décadas en el que éste grupo de poder político y económico (de dudosa reputación), ha orquestado un plan en el que han saqueado paulatinamente dicho ejido que tiene una superficie de 300 hectáreas de uso común con algunos propietarios de la empresa inmobiliaria Magdalena Chichicaspa Sociedad Anónima de Capital Variable.

A principios del año 2008 cuando se realizó la desincorporación de dicho predio para repartirlo equitativamente entre los ejidatarios que lamentablemente ya estaba comprometido con una empresa de desarrollo inmobiliario, pero existió un intento de fraude debido a que iban a vender las tierras como privadas cuando aún eran ejidales.

Es preciso mencionar que el día 29 de febrero de 2008 se celebró una Asamblea General de Ejidatarios que cumplió con todas y cada una de las formalidades requeridas por la Ley Agraria, resolvió aportar a la “Inmobiliaria Magdalena Chichicaspa” S. A. de C.V., una superficie de 300 hectáreas de tierras de uso común, ajustándose para ello en lo establecido por el artículo 75 de referida Ley Agraria y demás ordenamientos  aplicables a dicho ordenamiento.   

Y fue que gracias a una Resolución de Acta de Asamblea celebrada el 29 de febrero de 2008, el entonces presidente de la República Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, les otorgó con fundamento en los artículos 27 Fracción VII de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 81, 82 y demás relativos a la Ley Agraria así como en el Reglamento Interior del Registro Agrario Nacional del Ejido La Magdalena Chichicaspa, municipio de Huixquilucan, Estado de México, con una superficie de 300 hectáreas, el Título de Propiedad 000000011322 a favor de Inmobiliaria Magdalena Chichicaspa, con fecha del 22 de diciembre de 2008.

Por lo que desde esa fecha, dicho ejido pasó a ser propiedad privada con una superficie de 300 hectáreas que pueden ser vendidas a cualquier empresa que pague un precio justo por cada metro cuadrado, como lo exigen los socios y/o accionistas.

Es decir, que en la actualidad predio ya es privado y está registrado como Inmobiliaria Magdalena Chichicaspa y tiene como propietarios a 300 ejidatarios y/o socios accionistas de los cuales 120 no cubren los requisitos por fallecimiento o falta de documentos o la representatividad como originarios de dicho pueblo.

Con documentos en poder del columnista, es preciso mencionar, que hasta el día de hoy, “Inmobiliaria Magdalena Chichicaspa S.A., de C.V.”, tiene firmado un contrato de exclusividad con una empresa del ramo inmobiliario de prestigio internacional, para la venta del predio por lo que no podrá ser entregado ni manejado por ninguna otra empresa dedicada a este sector. Por cierto, los accionistas han sido invitados a la Asamblea de Accionistas que se llevará a cabo pasado mañana miércoles, veremos con qué “sorpresa” salen los convocantes. 

Por otra parte, durante varios años, dicho predio ha servido como el tiradero indiscriminado de millones de toneladas de basura, cascajo y materiales contaminantes, afectando alrededor de 10 hectáreas de bosque de encino, zonas de barrancas que fueron destinadas como áreas de preservación, hechos que han sido denunciados a las autoridades correspondientes por los hoy accionistas ya que los administradores “Inmobiliaria Magdalena Chichicaspa S.A., de C.V.”, abrieron tiraderos clandestinos dentro de las 300 hectáreas cobrando cuotas a camiones de carga y dependiendo de los materiales arrojados, estos actos han afectado severamente el valor comercial del predio y el daño ecológico irreversible a la zona y hasta hoy, las autoridades han actuado tibiamente ante dichas denuncias, que no nos sorprende su proceder.

 

DEBEMOS ACABAR CON LAS MALAS PRÁCTICAS POLÍTICAS: MARIO CEBALLOS

“En los últimos años han prevalecido la malas prácticas políticas en los tres niveles de gobierno, por lo que tenemos que erradicarlas, para tener un mejor país”, afirmó Mario Ceballos Castellanos, al presentar el sábado pasado su precandidatura a la presidencia municipal de Atizapán por Movimiento Ciudadano.

El joven abogado dijo ante poco más de 300 personas reunidas en su presentación que es poseedor de convicciones y de una vocación de servicio que ha demostrado a lo largo de vida; ofreció al electorado ser una cara nueva para los atizapenses,  ya que lamentablemente  han aparecido los mismos personajes que tienen años en la palestra política.

Ya fue candidato a regidor en la elección 2021 por este municipio pero el voto ciudadano no le favoreció para poder gestionar y apoyar a su comunidad, pero eso ya es parte de la historia.

Aspira ganar la candidatura de su partido para competir en la contienda municipal y demostrar que los jóvenes vienen empujando fuerte para comenzar a ganar posiciones en los distintos puestos de elección popular, “porque somos el presente contundente y el futuro de nuestro país, que requiere de nuestra participación en la vida política debido a que tenemos ideas innovadoras de cambio y porque daremos magníficos resultados a la sociedad en general que está ávida que los representen personas  honestas”.

Explicó que su proyecto consta de cuatro ejes: escuchar, caminar, solucionar y resolver los problemas de la mano de los habitantes; recalcó, “ya estuvo bueno de los mismos de siempre, debemos darle solución a los severos problemas de escasez de agua que hemos tenido en el municipio atizapense, así como reforzar el plan de seguridad pública para obtener mejores resultados”.


Visto 2721 veces
Valora este artículo
(4 votos)
Carlos García

El socavón