Llovió, pero prevalecen riesgos ambientales en la ZMVM

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Llovió, pero prevalecen riesgos ambientales en la ZMVM

Domingo, 21 Abril 2024 01:02 Escrito por 
Víctor M. Zendejas Víctor M. Zendejas Naturismo y salud

Después de más de cinco meses de sequía y escasez de agua, por fin el viernes 19 de abril llovió en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM, comprendida por la Ciudad de México y 59 municipios conurbados), aunque de manera irregular. En algunas alcaldías se registraron débiles chubascos, mientras que en otras hubo intensa precipitación con fuertes rachas de viento.

Este fenómeno de clima alterado por los efectos del cambio climático debe llevar a las autoridades de los tres niveles de gobierno a preguntarse qué se ha dejado de hacer y qué se podría hacer para mejorar lo que décadas de corrupción gubernamental han destruido en lo que se ha considerado uno de los valles más prometedores y atractivos a nivel mundial. En un tiempo, se le adjudicó el calificativo de "la región más transparente".

Por ejemplo, durante algunos sexenios se puso énfasis en el desastre ecológico que implica el avance de la mancha urbana, término que pasó al cajón de los recuerdos. Ya no se habla de hacer cinturones verdes (arbolados) que compensen el avance del cemento en obras viales.

No se estimulan ni incentivan los sistemas de captación de agua de lluvia, ni hay previsión sobre los efectos en la parte urbana de la misma. Con la entrada de la primera precipitación, la temporada de lluvias parece prometedora para las áreas naturales protegidas, jardines de polinizadores, huertos urbanos y para la fauna silvestre. Pero las condiciones climáticas pueden dar un giro de 360 grados.

Cada temporada del año debería ser objeto de estudio para hacer previsiones y proyectos para la siguiente, pero pareciera que los gobiernos y sus directores de ecología o medio ambiente están más enfocados en temas de grilla política que en el trabajo para el beneficio de sus gobernados, salvo honrosas excepciones de aquellos que sí trabajan, aunque cuenten con escaso presupuesto o recursos.

Urge, por tanto, poner un alto a la mancha urbana, aumentar la masa verde mediante el rescate de parques, jardines, jardineras, camellones, banquetas y áreas comunes condominales. Promover e incentivar, sobre todo entre condóminos, los sistemas de captación de agua de lluvia. Concientizar a estudiantes de escuelas primarias, secundarias y preparatorias sobre la importancia del uso racional del agua y del consumo de alimentos con envases contaminantes y químicos que dañan su salud.

Aumentan los riesgos ambientales en la gran ciudad

De continuar el antinatural fenómeno de crecimiento urbano y poblacional en la urbe más poblada y urbanizada del mundo, seguirán aumentando los riesgos ambientales, como lo prevé el experto en Ciencias Atmosféricas del Instituto de Geografía (IGg), Víctor Magaña Rueda.

Magaña Rueda alertó sobre la elevación de la temperatura y la pérdida de zonas de conservación, al tiempo que sugirió que sembrar árboles produciría un gran cambio, según su análisis publicado por la Gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Aunque haya una supuesta declaración de no sequía por la primera lluvia, seguirá la tendencia de altas temperaturas a nivel mundial, con un escenario de más de 1.5 grados centígrados del que México no estará exento. Se prevé que siga la sequía, la cual se espera sea desplazada por el fenómeno que se conoce como Pequeño Monzón Mexicano, comentó para DigitalMex el presidente del Grupo Ambientalista Sierra de Guadalupe, Daniel Granados Marmolejo, quien se basó en estudios del experto en clima, Maestro en Ciencias, Juan Carlos Campos Martínez.

Esperemos que la cerrazón de políticos corruptos no nos lleve a las condiciones en que acabó, según historiadores, lo que históricamente fue hace millones de años una zona boscosa en Irán, el desierto de Lut, la región más caliente del planeta con hasta 70.7 grados centígrados, donde tan solo pisarla derrite los zapatos, las llantas de los neumáticos explotan, los aparatos de comunicación dejan de funcionar o se distorsionan, el aire siempre caliente quema y toda forma de vida es imposible.

*Presidente de la ONG Franature


Visto 1478 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Víctor M. Zendejas Orozco

Naturismo y salud