DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Edil de Coacalco debe evitar especulación del suelo e inmuebles municipales

Domingo, 12 Mayo 2019 00:06 Escrito por 
Edil de Coacalco debe evitar especulación del suelo e inmuebles municipales Naturismo y salud

Durante administraciones municipales anteriores a la actual que encabeza el edil Darwin Eslava Gamiño se dio manga ancha a la invasión de predios, áreas de donación, andadores y terrenos municipales que particulares e inmobiliarias ya urbanizaron o tienen cercados, como en el caso de los primeros para mediante un juicio amañado se les reconozca la propiedad. Otro caso es el de la casa de la comunidad en el parque Los Pirules que está en manos de una familia que lleva a cabo un manejo para fines personales.

Las desarrolladoras de vivienda cometieron muchos abusos al no dar a conocer públicamente las áreas de donación que por ley tenían la obligación de dejar para beneficio de las comunidades, pero también es vox populi el gran abuso que llevaron a cabo al agenciarse terrenos que nos les correspondían.

El área conurbada del Estado de México con la Ciudad de México ha tenido en los últimos veinte años un desarrollo urbano que supera por mucho la media del crecimiento poblacional, según estudios de especialistas de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Ayuntamientos que gobernaron hasta antes del 1 de julio de 2018 cometieron muchas irregularidades y permitieron que las desarrolladoras de vivienda las cometieran también. Algunas de ellas fueron hacer vialidades o embovedar arroyos pluviales o permitir que unidades condominales quedaran casi sobre los mismos violando las normas ambientales o de protección civil.

Las constructoras de viviendas, que ofertan raquíticos espacios en departamentos además de su alto costo económico, tenían la obligación de hacer su drenaje o conducir las aguas residuales de sus unidades al drenaje municipal. No lo hicieron porque algún presidente en turno les pedía el dinero a cambió de que éste haría la obra. El abuso consistió en que nunca se hizo tal obra y sí se contaminaron barrancas y arroyos con aguas residuales a cielo abierto que ahora son un riesgo a la salud para quienes habitan en su alrededor.

Un ejemplo es la barranca Los Acuales ubicada entre las colonias Lomas de Coacalco, Bosques de Coacalco y Parque Residencial. Administraciones tras administraciones municipales autorizaron una serie de condominios entre esta y la reserva ecológica Sierra de Guadalupe y no tuvieron voluntad para encauzar las aguas residuales bajo el pretexto de que “sale muy caro” o “no hay presupuesto”, pero a cambio permitieron nuevos desarrollos condominales sin una planificación urbanística que beneficie a los actuales y futuros pobladores y vaya acorde con el hábitat protegido de la Sierra de Guadalupe.

A principios de abril, la agrupación ambientalista Franature dirigió una pre iniciativa de ley al Congreso mexiquense a fin de que dicha barranca sea declarada no urbanizable, esto es, que no cambie el uso de suelo y que sus doce o dieciocho hectáreas en promedio sean declaradas área natural protegida. Y que una vez hecha ley el estatus pase a manos de la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf), que dirige la licenciada Ana Sofía Manzúr.

También se demanda que por ley se obligue al actual presidente municipal, Darwin Eslava Gamiño a introducir al drenaje las aguas residuales que ponen en serio peligro la salud de cientos de familias que habitan en su alrededor, pues la población se ha disparado en esas laderas en os últimos 20 años después de que la Gaceta del Gobierno del estado de México publicó que se habían autorizado en el año 2000 al menos cinco mil nuevas viviendas, las cuales siguen aumentando en la actualidad.

También piden en la pre iniciativa que por ley se obligue a dragar dicho arroyo en virtud de que el mismo tiene una sedimentación de más de cincuenta o cien años por la bajada de tierra y vegetación de la Sierra de Guadalupe que ocasionan las lluvias, lo que provoca que el agua no se detenga e impacte a las viviendas en la parte baja donde ya ha habido accidentes y muertos por las inundaciones que también afectan a la principal avenida del Valle de México, la vía José López Portillo.

Antes sugieren que se revise por qué al menos dos familias se han adjudicado terrenos de la misma cercándolos con malla ciclónica, lo que puede incitar a grupos políticos como Antorcha Campesina a una invasión de dicha barranca.

Queda, pues, en el presidente del cambio morenista, Darwin Eslava Gamiño, demostrar su alta sensibilidad ambientalista por Coacalco ya que una vez que fue declarado presidente electo llevó a cabo una cacareada campaña de reforestación en el área natural protegida Sierra de Guadalupe con miles de árboles que, por cierto, muchos de ellos corren el riesgo de marchitarse ante la ola de sequía de esta temporada si no suben sus brigadas a echarles agua, como se estila por los grupos ambientalistas que protegen los hábitats de la misma sierra.

Ante el irracional crecimiento urbanístico sin planeación, el municipio de Coacalco merece nuevas áreas verdes protegidas que también beneficiarán al Valle de México y a abatir el calentamiento global que le permitirán colocarse nuevamente como el mejor en calidad de vida lo que sería una noticia y ejemplo a seguir a nivel internacional. Y sí se puede si se apega a la consigna sexenal de no mentir, no robar y no traicionar.

*Presidente de la ONG Franature.

Visto 984 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Víctor M. Zendejas Orozco

Naturismo y salud