DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Contingencia ambiental en Toluca

Domingo, 26 Mayo 2019 00:06 Escrito por 
Contingencia ambiental en Toluca Lo bueno, lo malo y lo serio

Como consecuencia de la alerta, sin precedente, de una contingencia ambiental en Toluca, el presidente municipal Juan Rodolfo Sánchez Gómez señaló que a diferencia del Valle de México, no se cuenta con protocolos por parte de la secretaría del Medio Ambiente para atenderla, además que desde hace cinco años la calidad del aire de la capital no ha sido buena, por lo que se tuvieron que implementar acciones para contrarrestarla.

El edil de la capital mexiquense comentó que es ésta la ciudad más contaminada del país, y que no tuvo un solo día del 2019 con buena calidad del aire. De acuerdo con la Red Automática de Monitoreo Atmosférico (RAMA) de la Zona Metropolitana del Valle de Toluca, el sábado 27 de abril, las mediciones alcanzaron los 152 puntos de ozono y el domingo 28 las 161 unidades, siendo la parte norte y centro de las más contaminadas.

Sánchez Gómez llamó al gobierno estatal para analizar el tema y tomar medidas para reducir los niveles de contaminación que, alertó, han llegado a superar los 200 puntos Imeca, muy por encima de los registros de la zona metropolitana del Valle de México.

Sin embargo, la contaminación del aire no proviene únicamente la emisión de los automotores, sino de la proliferación de incendios forestales que aportaron su parte. La Comisión Nacional Forestal (Conafor) calificó como atípicos los incendios forestales para esta temporada. Del primero de enero al 9 de mayo de este año, se habían registrado 4,425 incendios forestales en 30 entidades, afectando una superficie de 152,952 hectáreas.

El Estado de México fue la entidad que reportó más incendios, se registraron 1174, después Michoacán con 464 y la CdMx con 445. Lo que realmente es alarmante y merece atención aparte, es que de 1998 a 2018 el promedio fue de 6,187 incendios forestales al año, en contraste con los 4,425 en tan solo cuatro meses de este año.

El fin de semana pasado los incendios registrados, al menos 20 en la capital y 30 en el Estado de México, contribuyeron a la afectación del aire, ya que estos provocan emisión de partículas PM2,5. La materia partículada o PM (por sus siglas en inglés) 2,5 son partículas muy pequeñas en el aire que tiene un diámetro de 2,5 micrómetros (aproximadamente 1 diezmilésimo de pulgada) o menos de diámetro. Esto es menos que el grosor de un cabello humano, los efectos que tienen sobre la salud son muy graves, por su gran capacidad de penetración en las vías respiratorias, que no pudieron dispersarse, por una estabilidad atmosférica que provoca la ausencia de vientos, así como las altas temperaturas.

Por lo anterior, y a pesar de no alcanzar en el Valle de México los 151 puntos de la calidad del aire, previstos para activar la fase 1 del plan de contingencias, la comisión ambiental de la Megalópolis aplicó una “alerta ambiental”, por lo que el lunes 13 de mayo recomendó reducir el uso del automóvil, evitar actividades al aire libre, no realizar actividades vigorosas, tales como ejercicio intenso, el cual incrementa la dosis de contaminantes inhalados.

Resulta importante resaltar que se utilizaba como medida las partículas PM10. Las PM2,5 es material particulado respirable presente en la atmósfera en forma sólida o líquida (polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento y polen, entre otras) las afectaciones son bronquitis y de tipo cardiovascular, su tamaño hacen que sean 100% respirables, viajan por el aparato respiratorio, depositándose en los alveolos pulmonares, incluso pueden llegar al torrente sanguíneo.

Ante esta inesperada situación, Claudia Sheinbaum, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, comentó que el anterior gobierno no había dejado protocolo para atender la emergencia. A pesar de haber sido objeto de cualquier cantidad de señalamientos, decía la verdad, no se tenía plan contra la contaminación de incendios.

Es importante hacer el comentario que tras el recorte de la federación de los recursos para el funcionamiento de las cuadrillas de brigadistas para el combate de incendios que dependía del Fondo Forestal Mexicano para apoyar a los grupos pertenecientes a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) se quedaron sin brigadas suficientes. Puede ser por esto que el resultado es precisamente la contaminación atípica reportada por los incendios forestales.
 
En Toluca, la contingencia ambiental motivó implementar de emergencia acciones inmediatas, como la implementación de operativos para retirar de circulación todo aquél vehículo que no contara con la verificación respectiva, incluyendo los del servicio público, así como la suspensión de clases y las demás recomendaciones señaladas anteriormente.

El problema para los ciudadanos del valle de Toluca, es que la contingencia los tomó por sorpresa al no estar acostumbrados a enfrentarla, a excepción de los que viajan regularmente a la Ciudad de México o zona conurbada, y aunque es el Estado de México una de las entidades que obliga a los propietarios de vehículos a cumplir con la norma de la verificación vehicular, no se había enfrentado a la declaración de una contingencia. El desconocimiento de la ley no exime su cumplimiento.

Sin embargo, el resultado de la actividad de la autoridad fue un enfrentamiento que se dio con operadores de taxis, en especial los foráneos y los que acostumbran a hacer el servicio “colectivo” que no está permitido por norma, quienes como es costumbre en estos casos ahorcaron a la ciudad capital.

Lo que merece atención especial, es el automovilista común, el que tiene la necesidad de utilizar su vehículo y que no pertenece a ninguna asociación, el que, como ocurrió, tiene que pagar multas, tenencias, verificación y en especial y lo que le molesta más, el arrastre de grúas.

Es en donde el ciudadano se siente abusado, porque sin previo aviso resiente un gasto que no tenía previsto, y las tarifas del uso de las grúas por mucho tiempo han estado ocultas, siendo la secretaría de Movilidad la que debería informar para que no se vea sorprendido. Grúas Manzur y León son las que controlan la concesión y las que resultan ser las más beneficiadas.

Es parte de lo que hace que el gobernado se sienta incomprendido, y le genera un mal estar silencioso que guarda con recelo, para cuando tenga la oportunidad, cobrarlo. La información respecto de operativos o programas que le afectan no son debidamente difundidos, como cuando se acerca una elección, la que sea, porque ahí sí, con todo el gasto del que se pueda hacer uso, se informa todo el tiempo, incluso los días que restan para tal evento, pero para la aplicación de una norma y el cobro respectivo de la infracción, no existe la posibilidad o el interés por informar.

 

Visto 708 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio