Vivimos en zozobra, rogando que no les pase nada a las nuestras

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Vivimos en zozobra, rogando que no les pase nada a las nuestras

Martes, 25 Febrero 2020 00:06 Escrito por 
Vivimos en zozobra, rogando que no les pase nada a las nuestras Voz de Mujer

Vivimos una gran ola de violencia en nuestro país; la intolerancia continua apoderándose de la humanidad, donde lo mismo riñen niños, que adultos, todos se insultan, todos golpean y arrebatan vidas.

Todos se creen supremos y poderosos para decidir sobre la vida de otras personas, sin temor a un castigo divino y menos de la justicia del hombre.

Cada día se escribe una nueva historia de dolor que nos arrebata la tranquilidad y nos sumerge en el miedo e impotencia.

Los últimos casos de Ingrid y la pequeña Fátima nos conmocionaron, porque todos tenemos una niña en la familia, y no quisiéramos que nada les pasara.

Al enterarme de lo sucedido con la pequeña Fátima, no pude evitar pensar en mis hijos, sobrinos y todo niño, porque no hay lugar seguro.

Recordé un pasaje de mi vida que también me dejó el corazón palpitante, enojada, triste y con miedo.

Corría el año de 1999, me encontraba en la redacción del Noticiero Así Sucede, con Felipe González de Grupo ACIR Toluca, me encargaba de redactar los cortes informativos.

La nota de ese día fue la desaparición del pequeño de 8 meses, Braulio Suárez Peredo de Tlalnepantla, secuestrado por el enfermero Miguel Salazar Martínez que prestaba sus servicios a la familia para cuidar al abuelo del bebé.

El enfermero y un amigo planearon el secuestro de Braulio; sin embrago, todo se les salió de control.

Mataron al bebé de un golpe en la cabeza y lo trasladaron en una maleta para después tirarlo y quemarlo en un lote baldío, en la zona de Iztacalco, donde en su memoria se construyó un parque. Esa noticia acaparó por un buen tiempo los titulares de los medios de comunicación, era el asesinato de un bebé.

Este hecho nos sacudió mucho en esa época; hoy vuelve a ocurrir otro hecho con la pequeña Fátima, pero si regresamos y recordamos más casos en este lapso, hay más historias como el asesino de Cumbres que le quitó la vida a Erik Azur de 7 años y a María Fernanda de 3 años, y muchos otros casos más que nos siguen doliendo como sociedad.

No me interesa quién tuvo la culpa o quienes tienen la culpa, lo importante es que quienes hoy estamos -aún con vida- y quienes tienen el poder de decidir hagamos algo, y digo hagamos, porque la sociedad sola no podemos, ni el gobierno. Tiene que ser un trabajo conjunto.

Seguimos empoderando a las mujeres para que alcen la voz en contra de los violentos, pero nadie se preocupa por quienes ejercen la violencia, necesitamos urgentemente una reeducación, que regresen las clases de civismo para que desde niños sepan que es bueno y qué es malo, campañas de valores, campañas de autocuidado.

Antes existían campañas importantes, se acuerdan de: Mucho ojo y cuéntaselo a quién más confianza le tengas, y la campaña; cuenta hasta 10 para evitar explotar y lastimar a otra persona.

Hoy por celos te matan, por no coincidir te matan, por manejar mal te matan, por un celular también, por todo, parece que la vida ya no vale.

Señor presidente Andrés Manuel López Obrador, reconozco que yo no voté por usted; sin embargo, lo respeto porque es el Presidente de mi país, porque usted merece mi respeto como adulto y como persona, y porque tengo hijos a quienes les estoy dando el ejemplo del respeto.

Le pido deje de culpar al pasado; es momento de unirnos, somos más los buenos, haga una selección de los mejores sin importar color partidista, México nos necesita unidos, como mexicanos lo apoyaremos, porque todos los que tenemos madre, hijas, hermanas vivimos con la zozobra que un día no regresen.

Vamos a echarle montón. Lo que ocurrirá el próximo 9 de marzo de este 2020 es una muestra de la unión, no importan los colores, sólo queremos vivir; es una manera de alzar la voz de manera pacífica, de darnos nuestro valor. Hoy muchas historias se están destapando y así seguirán, como los casos de acoso sexual de catedráticos de la UAEMex, alumnas que decidieron hablar y han señalado a su acosador; pero no olvidemos nuestra responsabilidad al señalar porque hoy nada puede quedar sin investigación.

La violencia en contra de la mujer y de todo ser humano necesita respuesta y trabajo, de la sociedad y gobierno, hagamos lo que nos corresponde, eduquemos buenos seres humanos y no habrá necesidad de castigarlos en un futuro, denunciemos a quienes delinquen, abusan, violan y son violentos.

Necesitamos confiar en la policía, necesitamos castigos a religiosos violadores, a maestros acosadores, a parejas violentas, a servidores públicos indiferentes con la realidad de violencia, necesitamos hacer equipo, ¿o qué necesitamos ver? ¿o qué pase para actuar? Yo me quedo con esta cifra de muertes a causa de la violencia, hagámoslo por quienes fueron asesinados, por las madres y padres que lloran a sus hijas e hijos, por las familias que lloran a un ser querido, por quienes tienen sed de justicia, vamos hacerlo caray, somos muchos más, y este 9 de marzo alcemos la voz no estando presentes, yo ya no quiero una historia más de dolor, ya no quiero vivir con zozobra por mí y las mías.

#DigitalMex

#LupitaEscobar

Visto 1075 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Lupita Escobar

Voz de mujer