Dicen que soy homofóbico

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Dicen que soy homofóbico

Jueves, 17 Diciembre 2020 00:12 Escrito por 
Carlos Carral Carlos Carral La calumnia con opinión

La entrega de la semana pasada me valió la llegada de un correo electrónico en el que además de “mentarme la madre”, se me acusó de ser homofóbico, esto a pesar de que defendí la libertad de cualquier minoría para hacer con su vida lo que quiera; esto con solo 2 limitaciones, la primera los derechos de terceros y la segunda relativa a la necesidad de diferenciar entre el ejercicio de una libertad en la esfera privada y el bien común donde el Estado sí tiene un papel determinante.

En la otra cara de la moneda, he visto en estos días en redes sociales muchos avisos y notas sobre personas desaparecidas, en la gran mayoría mujeres, el desenlace en varios casos ha sido lamentable, el hallazgo de la persona ya sin vida.

No me considero un feminista, creo que ese enfoque le está haciendo tanto daño a nuestra sociedad como el machismo, aunque sí considero a la mujer como una igual en toda la extensión de la palabra, con los mismos derechos y obligaciones, con los mismos sueños y limitaciones, pero también reconozco que en ese tema estamos en pañales muchos hombres por una razón que no se entiende de ninguna forma, creen que tienen derecho sobre la mujer, así en abstracto.

La violencia de género no representa el ejercicio de un derecho o una libertad, este tema sí merece la acción del Estado, que, por cierto, no está haciendo gran cosa por garantizar la seguridad e integridad de 51% de la población, está más entretenido en temas mediáticos como la marihuana, los matrimonios igualitarios, el combate a la mafia del poder y todos esos temas que la única promesa social que encierran, es convertirse en votos en la próxima jornada electoral.

¿Qué está detrás de la violencia de género? A modo de hipótesis diré que la inseguridad del género masculino, la inseguridad económica en una competencia que no existe y en la que muchos hombres nos damos por derrotados, la inseguridad sexual en la que no sabemos gestionar nuestras emociones, la inseguridad de no querer tomar decisiones porque implica ser responsables de nosotros mismos, entre otras inseguridades, y ante tanta inseguridad lo más fácil es arrebatar para disimilar esa sensación de inferioridad de muchos hombres.

Como política pública sí considero que es necesario una reforma profunda al sistema educativo donde se hable de la igualdad de género, o mejor dicho, de la igualdad entre los seres humanos, eso sí sería una verdadera política pública, no andar implementando en el sistema educativo una educación asexual donde se les eduque a los niños sin hacer énfasis en si son mujeres u hombres, porque según los que defienden esta postura, los menores tendrán elementos suficientes para definir su sexualidad cuando sean mayores o campañas para defender la libertad en el consumo de sustancias como la marihuana.

Adicionalmente se nos deben inculcar nuevamente valores necesarios para la toma de decisiones y la disciplina en lo que realizamos, algo que lo tenían un poco más presente las generaciones de hasta antes de los 80´s del siglo pasado, lo que permitió en alguna medida que la sociedad fuera un poco más consistente y que avanzara en un sentido de colectividad.

Hoy todo tiene que ver con libertad, con ese discurso se defienden todas las posturas, creo que es definitivamente necesario entender de una vez por todas que la idea de libertad fomenta dramáticamente la individualidad, algo que no es en sí mismo malo, lo lamentable es cuando esa individualidad se combina con una educación basada en indefiniciones y falta de responsabilidad, una educación que produce sujetos disfuncionales socialmente hablando.

Seguramente ahora me acusarán de misógino por no declararme feminista, pero no importa, cuando menos estaremos fomentando la discusión seria sobre temas verdaderamente relevantes, algo que no está ocurriendo en este momento en el seno de los poderes públicos.

Nota marginal: Alguien por favor dígale al pelmazo de Samuel García que aún no ha iniciado el proceso electoral por la gubernatura de Nuevo León y ya perdió la elección. A eso nos referimos cuando hablamos de sujetos disfuncionales, este político es el vivo ejemplo de machismo y estupidez contenida en una misma persona. Lamentable imaginarlo gobernando una entidad federativa.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://www.facebook.com/carralcarlos

Delegado Presidente de la Delegación Valle de México del Colegio de Abogados del Estado de México


Visto 1111 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Carlos Carral

La calumnia con opinión