El despertar del tigre

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El despertar del tigre

Domingo, 09 Mayo 2021 00:12 Escrito por 
Alfredo Albiter González Alfredo Albiter González Lo bueno, lo malo y lo serio

Cualquiera se hubiera imaginado que el Jefe de Estado aparecería en el lugar de los hechos instantes después de haber sucedido el desplome de los vagones del metro de la Ciudad de México. O cuando menos, al día siguiente dedicar su atención en la tragedia que una vez más ha enlutado al pueblo de México.

 

 

Sí, debería suceder así, pero no en México con el gobierno actual. Con preocupación se debe aceptar que el actuar del presidente Andrés López Obrador es congruente con su forma de ser, lo ha demostrado por siempre, no tenía porque haber sido diferente en esta ocasión.

La tragedia de la línea dorada del metro ha hecho reaccionar a mucha gente en el país, y en diferentes partes del orbe. Los mensajes del extranjero no se hicieron esperar. Uno de ellos destaca por su sensibilidad, aparece en el metro de Londres que permite entender lo que en otras partes representa la nación Azteca.

Fueron escasos los minutos que dedicó en su aparición mañanera el mandatario a lo ocurrido, no mostró, a menos que no haya sido percibido por todos, un sentimiento de dolor por los pasajeros que viajaban en el momento del lamentable suceso.

Por otro lado, son varios los funcionarios que deben estar preocupados por aparecer de una o de otra forma involucrados en todo lo que tiene que ver con el hecho; desde el canciller Marcelo Ebrard, pasando por Mario Delgado, Miguel Mancera, Claudia Sheinbaum, entre otros, hasta llegar a los empresarios como el caso de Carlos Slim.

El ofrecimiento del gobierno es llegar hasta las últimas consecuencias en la investigación que se lleva a cabo. Difícil aceptarlo así nada más, el sello que ha caracterizado a los que hoy gobiernan tiene gran parecido con los anteriores gobiernos, por lo que no se espera ni la prontitud, ni la claridad que merece el tan importante asunto.

No es casualidad que la mayoría de los funcionarios desde ahora mismo buscan la forma de desmarcarse de la responsabilidad o de cualquier relación con la obra. Pero eso sí, ¿qué tal el día de su inauguración?, hasta brincaban por aparecer en la foto.

Por lo tanto, será complicado guardar la esperanza de que en poco tiempo se pueda saber la verdad, con una clara explicación de lo que pasó ese lunes 3 de mayo; que por cierto, quedará grabado en la historia por siempre. Tampoco habrá forma de ocultar que esa maldita obra desde su diseño mostró muchas deficiencias y errores.

En atención a lo ya declarado por Marcelo Ebrard y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheimbaum, aunado a lo señalado por Mario Delgado, puede sospecharse que ya tienen a un culpable que puede caerles como “anillo al dedo” a ellos, al presidente y en general a la 4t, y ese es Miguel Mancera, ¿será? El tiempo lo dirá.

Pero hay un detalle que pretenden pasar por alto todos los mencionados anteriormente. Al estilo del presidente, pero sin la estridencia que él ocupa para juzgar aún sin pruebas a sus adversarios a quienes somete en su paredón matutino para fusilarlos; el pueblo, el verdadero, hace lo mismo pero en silencio, y ya tiene en mente a los responsables.

 

 

La línea dorada fue presumida por Marcelo Ebrard en su inauguración en 2012 como una obra completa, terminada, con la tecnología más avanzada del mundo; sin embargo, no debe pasar por alto un detalle simple pero al mismo tiempo importante, no creo que Ebrard se haya subido al metro a esa línea o a cualquiera otra en horas pico.

Por cierto, es notable que las otras líneas que circulan y dan servicio a millones de personas en la Ciudad de México no hayan presentado un problema similar, aunque la falta de mantenimiento puede arrojarlo, es lo que los trabajadores y ciudadanía han reportado muchas veces.

Aunque no se trata únicamente de la falta de mantenimiento del metro, la austeridad republicana identificada ahora como austericidio puede causar más dolores de cabeza en otras instalaciones del gobierno.

La noticia de lo ocurrido en la línea 12 que cobró 25 muertes y más de 70 heridos le dio la vuelta al mundo como ya se mencionó. No obstante, para el presidente eso fue como un insulto gravísimo a su persona, porque como siempre y como ya nos tiene acostumbrados, él es la víctima.

Es lamentable que tanto el titular del ejecutivo federal como los integrantes de la 4t se quejen de la cobertura obligada que se le ha dado el triste suceso, y aún peor, se molestan porque dicen que se utiliza para atacar políticamente al gobierno, ¿por qué lo dirán? ¿se identifican con algo parecido que hayan hecho anteriormente?

Si se puede hablar de justicia, no la que quiere ver López sino la que merecen los afectados, ya deberían estar separados de sus cargos varios funcionarios para que se pueda llevar a cabo una verdadera y profunda investigación para esclarecer los hechos.

Lo ocurrido a la línea 12 del metro se suma a una interminable lista de problemas con los que carga México, no empezaron con el gobierno actual, es verdad, pero desafortunadamente han empeorado en lugar de mejorar como se prometió, todo está de cabeza y falta aún otros más para sumar a la lista, porque para después del 6 de junio se dará una desagradable sorpresa a los mexicanos. La nueva reforma fiscal.

Puede ser el despertar del tigre, sólo hay que voltear a ver a Colombia.


Visto 721 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio