Tiempo ciudadano

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Tiempo ciudadano

Miércoles, 09 Junio 2021 01:13 Escrito por 
Margarita Jiménez Margarita Jiménez La Hidra Digital

Para bien de México, con prácticamente el 52 por ciento de participación ciudadana, se votó por la renovación de la Cámara de Diputados (300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional), por 15 gubernaturas, por 30 congresos estatales con mil 063 diputaciones en juego, por mil 907 presidencias municipales, y por 16 alcaldías en la Ciudad de México, además de regidores y síndicos.

 

 

Los ciudadanos fueron los protagonistas de la jornada electoral. Instalaron el 99.73 por ciento de las 162 mil casillas que 1 millón 400 mil ciudadanos las operaron con probidad, eficacia, calidez, respeto y orgullo ciudadano, ya sea como funcionarios de casilla, representantes de partido u observadores electorales.

El INE, demostró una vez más, que es la institución autónoma de mayor prestigio del país. Orgullo y ejemplo para otras naciones, hoy que las malas opiniones del extranjero sobre la actuación del Presidente López Obrador son frecuentes.

El INE fue capaz de organizar las elecciones más complejas del país, cuyos resultados legitiman los triunfos y las derrotas de los diferentes puestos de elección. Lo cierto es que los ciudadanos, con su actitud y vocación democrática fueron los que junto con el INE ganaron. Actitud esperanzadora en los tiempos que se viven. El proceso fue transparente, ciudadano, operado como una maquinaria perfecta. Qué haremos con esta ciudadanía que se capacitó, atendió a los votantes, contó los votos y los hizo públicos ¿Y qué haremos con todos los que acudieron a votar? La sociedad, de una preferencia u otra, salieron a defender lo suyo, su proyecto de país, la salud y la seguridad de su familia. Todos debieran ser ahora la palanca que impulse el estado de derecho y el crecimiento de México.

 

 

Sin embargo, nunca falta el negrito en el arroz. En el Estado de México como en un par de entidades más hubo incidentes de violencia. Entre los mexiquenses, Naucalpan, Metepec, Atizapán, Cuautitlán, Cuautitlán Izcalli, Toluca.

El llamado “corredor azul”, nombrado así por los mexiquenses, lo recuperó Acción Nacional, lo que junto con las alcaldías perdidas por Morena en la CDMX se convierte en el gran fracaso del Valle de México, corazón de la nación que ni la mañanera pudo evitar.


Visto 621 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Margarita Jiménez

La Hidra digital