Tercera ola. Población juvenil potencial vía de transmisión Covid-19

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Tercera ola. Población juvenil potencial vía de transmisión Covid-19

Lunes, 19 Julio 2021 00:15 Escrito por 
Diana Mancilla Álvarez Diana Mancilla Álvarez Sin Titubeos

México ya se subió a la tercera ola de contagios por Covid-19. Las cifras de la Secretaría de Salud federal no dejan ningún lugar a dudas, estamos inmersos de nuevo en la pandemia, quizá con algunos atenuantes, como el hecho de que ahora no se han registrado tantas muertes, ni muchas hospitalizaciones como al inicio del año pasado o cuando llegó la segunda ola.

 

 

En los primeros 17 días del mes de julio, en el país se registraron 145 mil 430 nuevos casos para un total de 3 mil 193 defunciones, derivadas del contagio al SARS-Cov-2. No es de extrañar que algunas entidades, como Sinaloa hayan decidido regresar al semáforo epidemiológico rojo.

En el Estado de México, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza anunció apenas el viernes 16 el regreso al semáforo amarillo a partir de hoy. Y no es para menos, los datos, las cifras de la Secretaría de Salud federal son preocupantes.

En esos 17 días, la entidad mexiquense sumó 12 mil 121 casos confirmados, de los cuales 5 mil 443 son casos activos y vamos a un ritmo vertiginoso, pues al 30 de junio tan sólo había dos mil 283 casos activos pero en esos 17 días el promedio de casos aumentó en promedio 320 nuevos casos por día. Trece nuevos contagios cada hora.

Sí, es para preocuparse y no esperar a que las cifras sean más altas como en la Ciudad de México, donde hasta el sábado habían muerto 45 mil 26 personas a consecuencia del Covid-19 y en este momento enfrentan 29 mil 334 casos activos.

El Estado de México concentra una población mayor a la de la entidad vecina, por eso preocupan los contagios de la CDMX, pues estamos muy vinculados y unidos no sólo geográficamente, sino que nos unen lazos de amistad, de parentesco, de intereses, de sociedad y de convivencia.

Inquietan más las cifras cuando nos damos cuenta que el 30 de junio, la Ciudad de México acumulaba 10 mil 975 casos activos, es decir, en 17 días la cifra casi se triplicó y eso que ellos retrocedieron al semáforo amarillo desde hace dos semanas.

En este lapso, en el Estado de México han fallecido 198 personas. ¿Debemos esperar a que más hogares se vean enlutados?

 

 

Sorprende que el mandatario estatal anunciara el retroceso en el semáforo epidemiológico, pero que no diera a conocer nuevas medidas de contención, como la afluencia en cines, gimnasios, museos, templos religiosos y centros comerciales.

¿Eso significa que estaremos en amarillo, pero con condiciones de verde?

Según el gobierno federal, el color amarillo representa un riesgo moderado epidémico poblacional y los lineamientos marcan que todas las actividades laborales están permitidas, siempre y cuando se cuide a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de Covid-19.

El espacio público abierto tiene acceso regular al igual que los espacios públicos cerrados pero con límite de aforo.

Hoteles, cafeterías, restaurantes, peluquerías, estéticas y barberías deben disminuir sus actividades a 75 por ciento máximo de aforo. Los parques, plazas y espacios públicos abiertos deben tener 75 por ciento de aforo, lo mismo gimnasios, albercas, centros deportivos, spa y centros de masaje.

Cines, teatros, museos y eventos culturales; centros religiosos y comerciales deben reducir su aforo a 50 por ciento.

Nada de eso se dijo, pero como sea, deben acatarse las medidas que ya casi nos sabemos de memoria por llevar casi 18 meses dentro de esta nueva realidad.

Es evidente que la vacunación ha surtido su efecto positivo sobre la población, pues aunque han aumentado los contagios, no ha sido necesario regresar a protocolos de crisis en los hospitales y se ha contenido el número de decesos.

Sin embargo, lo más preocupante es que el mayor número de contagios se está dando en la población joven. Incluso se están registrando nuevos casos en niños. El tema es que todavía no se sabe cuánto aguantará la vacuna y se convierten en potenciales fuentes de transmisión para los adultos.

Urge que los jóvenes tomen conciencia de lo que sucede o no habrá forma de parar.


Visto 2474 veces
Valora este artículo
(1 Voto)