La clase política languidece, en nuestro vapuleado país

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La clase política languidece, en nuestro vapuleado país

Lunes, 19 Julio 2021 00:11 Escrito por 
Carlos García Carlos García El socavón

Lamentablemente, la clase política en nuestro cada día más vapuleado país, languidece ante el asombro de decenas de millones de ciudadanos que corroboran que un porcentaje muy elevado de los actores en turno que ostentan y detentan el poder en los tres niveles de Gobierno, además del poder Legislativo por los que sufragaron han decepcionado y con creces por su paupérrimo trabajo en sus distintos cargos a los que fueron encomendados en las 32 entidades federativas.

 

 

He insistido en este mismo espacio, que en los últimos 51 años han pasado nueve presidentes de la república que le han fallado rotundamente a los mexicanos por su falta de preparación, de vocación de servicio, de honestidad, de resultados, por su ambición desmedida por el poder, aunado a que no han estado a la altura de los ciudadanos por su falta de pericia en la aplicación de políticas públicas y de un Proyecto sexenal que beneficie a todos los habitantes de los distintos estratos sociales para lograr un verdadero desarrollo económico, social, político.

Los resultados que normalmente han dejado a su paso sus administraciones son crisis económicas, devaluaciones del peso frente al dólar, inseguridad, crecimiento desmedido del crimen organizado en todas sus modalidades, la multiplicación de decenas de millones de pobres y un sinfín de asignaturas pendientes.

Recordemos que a México lo reinventan los presidentes en turno cada seis años por la implementación de sus respectivos Planes Nacionales de Desarrollo que son letra muerta en muchos rubros por la falta de ineficacia, la corrupción que rebasas todos los límites de la sensatez, por la no aplicación de los programas sociales debidamente.

Requerimos de un estadista, un hombre que ame realmente a México y que esté dispuesto a hacerlo una potencia mundial, sin pretextos ni ambigüedades, mentiras (hoy López Obrador tiene el récord con más de 60 mil mentiras dichas en 31 meses. ¿Qué tal eh?

Hoy en día nos tocó una mediocre administración autollamada cuarta deformación, -digo-transformación, que quiere seguir manteniendo e incrementando a los más de 70 millones de pobres. Éste es el proyecto de solo individuo: López Obrador, quien no suelta el poder y les da “poco juego” a sus subordinados debido a que él es quien toma todas las decisiones.

Requerimos a un presidente comprometido con la nación completa, que no insulte, menosprecie, ni divida a los mexicanos como lo ha hecho y seguirá haciendo el tabasqueño. Necesitamos a un hombre que haga un proyecto a 25 o 50 años como en los países del primer mundo.

Hoy, enfrentamos una crisis muy complicada de la que difícilmente saldremos avante en este  gestión gobierno lopezobradorista, el diagnóstico para lo que resta de este año tanto en materia económica, en empleo, como en salud se vislumbra difícil, la inflación va en aumento, el envío de remesas de miles de millones de dólares de nuestros paisanos en la Unión Americana sigue incrementándose y de la que se ufana erróneamente el tabasqueño porque  lo expone públicamente como si fuese emanado de un programa gubernamental.

La caída abrupta que ha tenido el país más fuerte en los últimos 90 años la tuvimos el 2020. López Obrador le ha fallado rotundamente a los mexicanos, la pandemia sigue dejando a su paso centenas de muertos cada día, llevamos más de 700 mil decesos (cifra indignante) en 16 meses y medio de gobierno.

Hoy en día, tenemos al populista mayor con esencia de dictador, Andrés Manuel López Obrador, quien habita “humildemente” en Palacio Nacional, bajo su falaz frase que no se fue a vivir a Los Pinos por los excesos de lujo, cuando los verdaderos lujo están en el edificio del zócalo capitalino, engañando vilmente a los que aún creen en sus mentiras y que por cierto, lleva más de 60 mil pronunciadas en tan sólo 31 meses de gestión. Todo un récord mundial.

Es preciso señalar que en 2020 decrecimos económicamente 10% y la pérdida de más de 11 millones de empleos formales y no formales, además del cierre masivo de más de un millón 500 mil empresas. Durante el primer trimestre de este complicado año, no hubo ofrecimiento, en abril apenas un 0.2%. La recuperación no ha sido pareja en las 32 entidades federativas. También lo he señalado en varias ocasiones, que el gobernó de López Obrador, es el que menos apoyo durante la pandemia, simplemente, las pymes no obtuvieron subsidios ni préstamos, ni créditos ni estímulos fiscales, como se llevaron a cabo en otras naciones. 

Recordemos que López Obrador se forjó en el Partido Revolucionario Institucional al que le dio la espalda, fue el que lo hizo políticamente, al igual que al PRD, y que al mismo PT (en su momento, también le dio la espalda). , por lo que se empeñó en crear su propio instituto político (Morena) que está lleno de desechos humanos tóxicos (políticamente hablando), pues no es más que una cueva de traidores, de cartuchos quemados, de arribistas, de chantajistas y de ciudadanos nobles  que ilusos creen que algún día serán postulados como representantes populares cuando la realidad es que en ningún momento serán tomados en cuenta para ocupar algún cargo público.

Por cierto, eel mandatario, ya di los nombres de los posibles que tienen la llave de acceso a ser precandidatos a la primera magistratura de nuestra endeble nación: el multipartidista y aprendiz de canciller Marcelo Ebrard (al igual de López Obrador son de esencia priista); la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum,(su consentida); el embajador Juan Ramón de la Fuente (uno más que no tiene nada de esencia izquierdista); Esteban Moctezuma, embajador ante los Estados Unidos, (un expriista más); Tatiana Clouthier, neófita secretaria de Economía(quien se desgarraba las vestiduras por el PAN y tampoco tiene un ápice de izquierdista); y Rocío Nahle), secretaria de Energía, quien no ha dado el ancho al frente de dicha dependencia. López Obrador hace nos días expuso que “muchísimos” funcionarios pueden sustituirlo porque afortunadamente hay relevo generacional. Por cierto, el tabasqueño los mencionó como integrantes del “flanco progresista liberal”.

 

 

López Obrador, se abstuvo de mencionar al otrora expriista y hoy senador por Morena, Ricardo Monreal Ávila, a quien le molestó no haberlo incluido en la lista, por lo que se destapó solo, además exigió que haya piso parejo para todos los aspirantes y remató señalando que él estará en la boleta de presidenciables para 2024. ¿Será?

Vale la pena recordar aquella frase pronunciada por el otrora político priista, Rubén Figueroa Figueroa, exgobernador de Guerrero, cuando venían los tiempos de la sucesión del populista Luís Echeverría Álvarez: “la caballada está flaca”.

Es preciso señalar que en todos los partidos políticos se cuecen habas, sus dirigentes y sus respectivos equipos de colaboradores se posesionan y posicionan de las mejores carteras a los distintos cargos de elección popular, sea cual fuere el proceso electoral.

Volteemos los ojos al PRI en donde el presidente del Comité Ejecutivo Nacional, el gobernador campechano con licencia Alejandro Moreno, “Alito”, (ternurita), quien al igual que sus más cercanos colaboradores se despacharon con la cuchara grande pues son 10 los que representarán (in) dignamente” al tricolor en la próxima Legislatura Federal, porque sin mérito alguno, obtuvieron una curul. Política de escritorio la practicada por este. Vergonzoso.

Lo mismo sucedió en el Verde, hoy rémora del Morena, mañana quién sabe de cuál otro partido, pues los consentidos de Jorge Emilio González Martínez, alias el “niño verde” sigue mangoneando a su antojo dicho partido. En el PT, es el mismo caso, así como en el blanquiazul, quienes los “ungidos” tienen ya los dos pies en la Cámara de Diputados y en otros cargos de representación popular.

Por supuesto que también tenemos en nuestro querido México, representantes dignos, honestos que su desempeño en sus distintos encargos es honesto, de primer nivel, velan por los intereses y beneficios de sus gobernados o por los ciudadanos que sufragaron por ellos. Bien por ellos.

Lo decepcionante de todos los partidos, ha sido su es la falta de interés de crear cuadros, estructuras que solidifiquen su voto duro, todos le apuestan a que el ciudadano se hartará del gobierno en turno en sus tres niveles o el legislador (cuando pierden su respectiva elección). Necesitan fijar su atención en los ciudadanos de todos los niveles sociales para incluirlos en sus filas, requerimos de personas comprometidas, preparadas académica y políticamente para lograr una estabilidad para recomponer el tejido social y salgamos juntos de este marasmo, en que nos hemos metido por una falta de involucramiento e interés en los gobiernos en turno. México, se hunde, nos necesita, no cejemos nuestra lucha, unámonos.


Visto 645 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Carlos García

El socavón