López Obrador, Morena y su 4t sin credibilidad ni respeto ciudadano

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

López Obrador, Morena y su 4t sin credibilidad ni respeto ciudadano

Lunes, 13 Junio 2022 00:35 Escrito por 
Carlos García Carlos García El socavón

A pesar del obsequio de las 18 gubernaturas en 42 meses de mal gobierno al inquilino de Palacio Nacional, Andrés Manuel López Obrador y a Morena de parte del decadente y “regalador” PRI en vías de convertirse en partido bisagra y de descuidarse hasta en extinción, el jefe del Ejecutivo sigue cooptando a gobernadores del tricolor que no tuvieron los tamaños para retener sus estados y comenzaron a entregarle desde 2018 a su “nuevo jefe”.

La realidad es que estos 18 gobernadores tricolores se sometieron vergonzosamente al tabasqueño ya sea por corruptos o por miedo a ser exhibidos al escarnio de los enfurecidos chairos que creían que iban a vivir en Pejelandia, cedieron sus entidades de las que fueron echados por la desbordada corrupción que hubo en el sexenio del frívolo gobierno de Enrique Peña Nieto, quien negoció su impunidad con el ahora rey AMLO, quien habita gratuitamente un Palacio (con cargo a los 128 millones de mexicanos).

El PRI, explicablemente cayó en los chantajes y “encantos” del tabasqueño, cediéndole paulatinamente gubernaturas a cambio de nada, en ningún momento pensaron que los iba a desmantelar y disminuir a su mínima expresión.

El Primor ya está cohesionado, aunque les moleste a muchos tricolores, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) está repleto de traidores de todos los partidos. Todos los candidatos que son gobernadores, ninguno es emanado de dicho partido. Hacen alardes de triunfos de gubernaturas cuando han sido producto del apoyo del crimen organizado y de  obsequios priistas. El títere líder de Morena, Mario Delgado, de quien subieron sus bonos, debe estar agradecido y de rodillas ante el PRI por los últimos regalos.

En un verdadero caos se encuentran los políticos y la política de nuestro vapuleado país, aunque debo mencionar que existen otros políticos en distintos municipios y estados que están subiendo sus adeptos y confianzas ciudadanas, que siguen empujando y obteniendo sitios de primer nivel y que gobernarán positivamente sus entidades, uno de ellos, Enrique Vargas del Villar, líder de los diputados panistas en la LXI Legislatura del Estado de México, quien sigue subiendo como la espuma entre los habitantes de decenas de municipios mexiquenses. 

 

LOS YERROS PERMANENTES DE LÓPEZ

Recordemos que en uno de sus “Teatros Fantásticos” López Obrador declaró que Los Pinos se iría a vivir a Los Pinos porque era demasiada ostentación y lujo  para habitarlos, -engañando como siempre- a los 30 millones de mexicanos que sufragaron por él y que le creyeron que iba a transformar a nuestro vapuleado país para bien. ¡Mentiras y más mentiras!

En este mismo espacio, semanalmente, hemos dado con pruebas y sustento los yerros cometidos  a través de los 42 meses del gobierno fallido que encabeza el ahora “Simón Bolívar” de papel del siglo XXI, quien sigue despedazando a nuestra nación con la desaparición de programas, de Fideicomisos, de obras, de Fondos, manejando a su arbitrio centenas de miles de millones de pesos, -sin rendirle cuentas a nadie- como si fuese el dueño del país.

Asimismo tiene sometidos a su antojo con sus iniciativas dictatoriales al Poder Legislativo, a través de los diputados federales morenistas y sus rémoras del PT y PVEM que le aprueban TODO sin quitarle coma alguna a éstas; así como al Poder Judicial, cuyo presidente Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, lo tiene comiendo de su mano y con los últimos ministros escogidos a modo y “calificados” por sus 65 senadores morenistas que de igual manera, le dicen que sí a TODO lo que desea su jefe y superior, sin chistar nada. ¡Poderes Vergonzosos!

La corta memoria de los mexicanos (para lo que nos conviene), nos hace recordar que el expriista Andrés Manuel López Obrador hace poco más de 30 años se “desgarraba” las vestiduras criticando y faltándoles el respeto a los presidentes en turno, declarando a diestra y siniestra sobre todos los asuntos (a pesar de no entenderlos), de cómo la corrupción y los malos manejos que imperaban en cada administración, (porque es la esencia del tabasqueño), porque para él, todo era negativo lo que acontecía en nuestro país, se la pasaba exhibiéndolos públicamente, desgañitándose, insultándolos, creando panoramas desoladores.

Inica sus férreas críticas desde el periodo de Salinas de Gortari, al que le decía que era el jefe de la mafia del poder, el innombrable; pasando por Ernesto Zedillo al que le dijo que traidor por no serle leal a quien lo escogió, CSG y por “crear el Fobaproa, convertir las deudas privadas de unos cuantos en deuda pública, una deuda de tres billones de pesos, la deuda de los banqueros  y de algunos empresarios,  la convirtió en deuda de todo el pueblo de México”.

Luego le tocó a Fox Quesada, fue en Tehuantepec, Oaxaca el 16 de marzo de 2006, López Obrador, con el irrespeto que siempre ha tenido para todos los mexicanos le espetó en pleno mitin: “cállate chachalaca”, el inquilino de Palacio recriminaba la intervención de Fox Quesada en el proceso electoral y las críticas de entonces presidente de bajar el precio de los combustibles, promesas que el propio AMLO dijo que la gasolina estaría en su régimen a 10 precios el litro, hoy en día, rebasan las gasolinas los 22 pesos y el diésel los 24 pesos. Otra mentira más del macuspano.

Despectivamente llamó al presidente Felipe Calderón, “comandante Borolas”, (porque se puso una gorra y saco de militar que le quedaban grandes), lo fustigó por haberle declarado la guerra al crimen organizado, darle un golpe al avispero absurdamente y utilizar la fuerza del ejército sin estrategia alguna.

Hoy en el gobierno fallido de López Obrador, quien dijo que iba a acabar con la corrupción se ha disparado y está incontrolable;  tenemos a más de 120 mil asesinados a manos del crimen organizado debido a su “brillante estrategia de abrazos, no balazos”, más que en todos los gobiernos anteriores, a más de 800 mil muertos por covid-19 y se espera una quinta ola (tercera para México) porque ninguna la han podido abatir; el cierre de más de un millón de empresas cerradas; más de 10 millones de empleos perdidos por la pandemia; decenas de millones de dólares que han salido, los llamados capitales golondrinos, fraudes de en varias secretarías de su gabinete.

Por otra parte, en cuatro ocasiones ha visitado Badiraguato, Sinaloa, (la tierra del “Chapo Guzmán”) en donde hizo una espectacular carretera que únicamente beneficiará a cinco mil habitantes. ¡Qué tal! Cuando hay otras carreteras de otros estados de la república inconclusas o que simplemente no se han iniciado porque no hay voluntad ni deseos de hacerlas.

En la primera visita Amlo aparece en los videos comiendo (todos de pie, tacos de diferentes guisos), en tablones puestos exprofesamente con una veintena de personas del crimen organizado.

En un segundo video, en otra visita a las obras, López Obrador se acercó a la camioneta que tenía el cristal abajo en donde se encontraba la señora Consuelo Loera, mamá de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, (catalogado  el narcotraficante más poderoso del mundo por varias décadas), a quien le dice textualmente: “te saludo, no te bajes, -Amlo le estira la mano la señora la acepta- ya recibí tu carta, sí, sí, ya recibí tú carta” la señora responde, ándele pues y el tabasqueño se retira, quien iba a acompañado de un hombre con sombrero y gafas oscuras, que agarra a López del brazo y se retiran. 

Y en la cuarta visita por helicóptero, el tabasqueño inaugura la “flamante carretera”, en donde un retén del crimen organizado, inspeccionó a una camioneta repleta de reporteros de distintos medios de comunicación, interrogándolos y de momento bloqueándoles el acceso a dicho camino, hasta que por fin los dejan pasar.

Así pues, nos encontramos los más de 128 millones de mexicanos frente a un gobierno fallido,  encabezado por Andrés Manuel López Obrador, que sigue engañando y cometiendo yerros diariamente, el último fue el no haber asistido a la IX Cumbre de las Américas y enfocar sus acusaciones infundadas a senadores republicanos y demócratas que le van a cobrar sus facturas inmediatamente. Amlo, Morena y su 4t pese a ganar gubernaturas obsequiadas, Morena y su 4t, siguen sin credibilidad ni respeto de decenas de millones de mexicanos porque él nunca lo ha tenido, que decepcionados de este inepto régimen, no permitirán que ganen otra elección presidencial, la de 2024, porque de antemano les anticipo, que de lograrlo, nos acabarán de hundir.

Otro pasaje de la “declaracionitis” en la vida de Andrés Manuel López Obrador, en lo, desbordado y mentiroso, como siempre ha sido, aseveró con toda seguridad como candidato por tercera ocasión a la presidencia de la república en 2018: “nosotros somos los únicos que podemos acabar con la corrupción en México, así de claro” (¿?). Le ganó y por mucho a la guapa y gran cantante Lupita D´Alessio con su canción “Mentiras” y de la otrora canción de dolor, interpretada por la  también magnífica y guapa cantante Dulce: ¡mentiras, mentiras nada más, cada vez que me miras…! ¡Tómala!

El inolvidable Pinocho, hijo de Geppetto, protagonista del libro “Las Aventuras de Pinocho”, (personaje de la literatura italiana y universal, -Pinocchio-) escrito por Carlo Collodi, muñeco elaborado con madera que era tan mentiroso, que cada vez que decía una mentira le crecía la nariz y que cuando repetía una y otra, su nariz alcanzó la de un largo tronco que hasta un nido de pájaros se le metió ¿Qué dimensión tendría la nariz del inquilino de Palacio que hasta hoy suma más de 80 mil mentiras -apreciable lector-?


Visto 924 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Carlos García

El socavón