Empieza la guerra por la sucesión en Morena

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Empieza la guerra por la sucesión en Morena

Lunes, 20 Junio 2022 00:42 Escrito por 
Carlos García Carlos García El socavón

Como era de esperarse, los celos, la división, las intrigas y la guerra sucia (¿cuándo ha habido limpia?) por ser la corcholata favorita de López Obrador, ha iniciado en Morena, la guerra de todas las batallas; la sucesión presidencial y por supuesto que se van a dar con todo, no nada más entre Claudia Sheinbaum, (la consentida de su profesor Marcelo Ebrard y Adán Augusto López, también entrarán Ricardo Monreal y uno que otro “colado” con ínfulas de presidenciable para la elección del 2024.

El otrora tabasqueño, quien es el más celoso de los “Cuatro Fantásticos” (léase Adán Augusto, hoy secretario de gobernación por el dedazo flamígero de su amigo de la infancia), es quien que no tolerará que le “hagan mosca” y no sea el ungido “por la encuesta del pueblo sabio”, ¡vaya barrabasada de AMLO! Todo México sabrá que el aspirante de Morena saldrá de por su decisión.

Recordemos que como dice la canción del “Vena´o”, ¡son rumores, son rumores!, ya van dos ocasiones que el “sultán” de Palacio que mete y saca de la contienda a Adán, al asegurar en público: para que se tranquilicen me está ayudando a la transformación, argumento que no le gustó en nada al exgobernador tabasqueño, quien ronda en los siete puntos de las preferencias. Recordemos que la “Cheinbaum” es quien lleva ventaja con  un par de puntos sobre el multipartidista de Ebrard Cassaubón, ambos oscilan en el 30% de las preferencias electorales.

A quien no se debe perder de vista es al senador Ricardo Monreal Ávila, a quien López Obrador no quiere, porque sabe que es el que más sabe de política y de entre los tres anteriores, también más tamaños.

Recordemos que “la nena consentida” del jefe del Ejecutivo es Claudia Sheinbaum Pardo, quien fue su secretaria de Medio Ambiente cuando Amlo fue jefe de gobierno, (2000-2006). Como jefa delegacional en Tlalpan, su desempeño fue muy negativo debido a que mandó derribar la capilla del Señor de los Trabajos, que habitantes de dicha demarcación habían construido varios años, acción ejecutada sin previa notificación.

También fue muy cuestionada y criticada por los medios masivos de comunicación, así como por la ciudadanía tlalpense por la opacidad de no publicar el expediente con las correspondientes autorizaciones, permisos de uso de suelo, ampliación y construcción del inmueble que ocupaba el Colegio Rébsamen que se cayó por el temblor del 17 de septiembre de 2017 en el que fallecieron 19 pequeños y siete adultos.

Recordemos que un año antes, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea), resolvió que el colegio infringía el uso de suelo y lo peor, que rebasaba los niveles permitidos y denunció que Mónica García Villegas, propietaria del inmueble, mostró a las autoridades documentos apócrifos y lo asombroso del asunto es que nadie, absolutamente nadie, hizo nada al respecto.

Asimismo, Enrique Fuentes, abogado del grupo “Ángeles contra la Impunidad”, integrado por padres de familia de los pequeños fallecidos, expuso que la Delegación Tlalpan fue notificada como “tercero involucrado”, por lo que la jefa delegacional (Claudia Sheinbaum), tenía la obligación de actuar, pero se abstuvo, por lo que continuó que el colegio siguiera operando. ¿Cómo se le llama a la actuación que tuvo de Sheinbaum Pardo en esos momentos? Usted tiene la - última palabra apreciable lector-.

Ya como jefa de Gobierno de la Ciudad de México, tenemos a una mala administración, de la mentirosa izquierda mexicana que tiene 25 años ininterrumpidos mal gobernando a los capitalinos, Su primer jefe fue Cuauhtémoc Cárdenas Solórzanoo (1997-2000), lo siguió otro pésimo régimen encabezado por Andrés Manuel López Obrador (2000´2006) y siguen agrediendo a los anteriores cuando perredistas hoy morenistas han hecho de la capital de nuestro vapuleado país, lo que les ha venido en gana, mal gobernando a su arbitrio, importándoles un carajo los ciudadanos.

Y qué tal el descarrilamiento de la Línea 12 “Dorada” del Metro de la Ciudad de México, suscitado la noche del tres de mayo de 2021 en el que fallecieron 26 personas 80 heridos y cinco desaparecidos, un saldo desastroso para los usuarios de dicho Sistema de Transporte entre las estaciones Olivos y Tezonco y en los límites de las alcaldías Tháhuac e Iztapalapa.

La Línea Dorada fue inaugurada el 30 de octubre de 2012 por el jefe de Gobierno Marcelo Ebrard y el presidente Felipe Calderón Hinojosa. Antes de su apertura ya se habían detectado anomalías en la construcción, por lo que durante los tres primeros años de su funcionamiento se suspendió el servicio para reperfilar de varios tramos de vías, la sustitución de rieles y darle mantenimiento a dicha línea en el gobierno de Miguel Ángel Mancera, con el que decidieron “limpiarse” los ahora morenistas. ¡Vaya deshonestidad!

Hasta hoy, no hay exfuncioanrios de primer nivel enjuiciados ni encarcelados, López Obrador, sacó la cara por Claudia Sheinbaum, quien al ocurrir el accidente ya tenía más de dos años al frente del gobierno capitalino. ¿Ni siquiera hay responsabilidad por el mantenimiento cotidiano a todas las líneas del Sistema de Transporte Colectivo? ¡Cuántas omisiones pendientes!,

Así son los que dijeron que no eran iguales a los anteriores regímenes y siguen teniendo toda la razón, no son iguales, son peores.

El aprendiz de canciller Marcelo Ebrard declaró hace un año que la obra fue entregada en definitivamente en julio de 2013, luego de revisar los pendientes durante siete meses, pero expuso que estaba en la mejor disposición de “colaborar ante las autoridades correspondientes”.

Así pues, la jefa de Gobierno pese a los yerros cometidos, al igual que López Obrador, se mantiene en las preferencias del inquilino de Palacio Nacional; situación que no permitirá Adán Augusto López, pues se filtró información dirigida a su equipo después del evento celebrado en Toluca, que inicien el debilitamiento de Marcelo Ebrard.

Por cierto, los tres (Sheinbaum, Ebrard y Adán López), no se cansaron de reverenciarse ante su presidente, al que le demostraron disciplina, Morena demostrar que es un gran violador de la Ley Electoral, a pesar afirmar lo contrario.

Marcelo Ebrard, insistió que debe haber piso parejo para los tres aspirantes. Adán Augusto no tendrá crecimiento en las preferencias por lo que le allanará el camino a Sheinbaum Pardo.

Mientras tanto, Ricardo Monreal tratará de irse por la “libre” debido a que no cuenta con el beneplácito de López Obrador, con quien dijo ha caminado con él durante 20 años y sigue en posición que aparecerá en la boleta de la elección presidencial en 2024.

Veremos en los siguientes meses la disputa que sostendrán estos morenistas que deberán seguir al pie de la letra las instrucciones de López Obrador o de lo contrario, despedazará a quien no lo obedezca. ¡Qué bueno que serán las bases morenistas y el “pueblo sabio” quienes decidan la selección del abanderado a la primera magistratura de nuestro vapuleado país.

Se avecinan tormentas en Morena, inicia la guerra, vendrán los puntapiés por debajo de la mesa,   la información negativa, las campañas de desprestigio, de los errores cometidos, de los comentarios ríspidos, de las declaraciones controvertidas y equivocadas, “se sacarán sus trapitos al sol”. Estaremos atentos a los enredos y al canibalismo morenista.

Todos sabemos que el candidato de Morena a la presidencia de los comicios electorales 2024 estará puesto por Andrés Manuel López Obrador y si no, al tiempo.         


Visto 743 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Carlos García

El socavón