Con singular alegría... La visión de Estado

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Con singular alegría... La visión de Estado

Lunes, 29 Enero 2018 00:06 Escrito por 

En una visión de Estado, aún incluida dentro de la globalización, nunca debemos perder ni dejar de entender las razones de Estado; esto viene de la vieja expresión francesa raison d’état, con la que los políticos europeos designaron la tesis, de que las acciones de gobierno solamente pueden ser juzgadas por su éxito.

En efecto, la globalización tiene efectos en el Estado, en el Estado Mexicano. Como el primer mandatario señaló alguna vez, y muy probablemente consecuencia de lo mismo, encuentra dos México.

Uno, inmerso en la globalización y los cambios que éste ha originado, y otro en el que la misma globalización genera la decodificación del mismo, el cual no es otra cosa que la pérdida de los signos y valores que nos han originado como Nación, y estos comienzan a desvanecerse, y esto no lo podemos permitir.

Lo que nos ocupa es México y este no desaparecerá jamás. Por supuesto que la tesis de Andonegui es correcta, beneficia pero perjudica y es aquí donde debemos encontrar los puntos de fortalecimiento.

La globalización ha hecho énfasis en valores como la democratización de la sociedad, el medio ambiente, la transparencia y los derechos humanos y sus principios de universalidad, progresividad e interdependencia, incluidos ya en nuestro artículo primero constitucional.

Pero también hemos tenido yerros como los artículos derogados en la ley general de población con respecto a los migrantes. Canadá está en este furgón de la globalización y está cuidando sus valores como Estado nación, por ello ha fortalecido su política migratoria y exige con fortalecimiento de Estado, y por ser una razón de Estado, analizar minuciosamente quiénes son las personas que ingresan y en calidad de qué, es como ingresan.

Ser humano no es ilegal, pero es ilegal ingresar a un territorio extranjero sin la autorización de ese Estado en particular, porque de explorado conocimiento es, que los únicos que podemos de preservar nuestras tradiciones, fronteras, signos, costumbres, leyes, territorio y población… somos nosotros mismos. Solo nosotros mismos podremos salvar los valores y signos que como Estado-Nación nos corresponde.

¿Debemos fortalecer a las Instituciones? Desde luego que sí, pero no dotándolas de más ordenamiento; desde luego la mejora regulatoria es un tema siempre en el escritorio de un funcionario, hay que dotar de facultades y competencias a las Instituciones que no tengan esta facultad coercitiva en su desempeño y otras tantas deben dejar de ser vinculatorias y obligar su observancia, como Profeco a la CNDH.

El fortalecimiento institucional logrará consolidarse cuando se fortalezca y transforme a las personas que en esos lugares labora, tal como lo señala el CLAD, esto es un fortalecimiento en los Recursos Humanos, debe esto ser incluido, pero además solo es posible a través de la capacitación, a través de la instrucción; por ello en la Visión de Estado la palabra clave es la Educación.

Todo esto es posible, pero sin resolver el rezago en el que vivimos, si acaso se podrá mitigar. No se puede construir el presente con base en el rezago social, no se puede construir el futuro desde el pasado o el presente, debemos construir el futuro desde el futuro, creando los escenarios que se pueden presentar, con un profundo trabajo de prospectiva. En esta Visión de Estado o nos quedamos tratando de resolver lo que nunca hemos podido, o ponemos especial atención en construir un Estado con una Visión en la que se defienda los signos de este Estado Nación encontrando puntos de unidad con la globalización o seremos un País subdesarrollado siempre.

Por esta razón coincidimos con la postura y Visión de Estado de Roberto Padilla Domínguez: en la Visión de Estado Mexicano se debe considerar como centro el valor y el desarrollo más importante: “El del ciudadano”. Ante estas transformaciones, la Visión de Estado será encontrar los canales de información adecuados para integrar a la sociedad.

Por ello la Reforma al Estado no se ha completado, por ejemplo, falta en la reforma una regulación moderna que ordene el régimen de la prensa y medios en México.

Hablamos de un nuevo Poder económico, y durante décadas conversamos del cuarto poder.

No hay un régimen legal de la prensa establecido y el Estado Mexicano no solo se compone de un Poder, falta reformar también al Legislativo y al Judicial y desde luego un reordenamiento en el sistema federativo que fortalezca a las Entidades con una nueva re-distribución de competencias como lo es: “el mando único policiaco”.

No hay otra forma en la que un Estado pueda tener éxito más que focalizando sus esfuerzos, alineando su política pública en el orden político, jurídico y social. Que así sea.


Visto 1692 veces
Valora este artículo
(6 votos)
Gilda Montaño

Con singular alegría