Discurso y Constitución. Entre la realidad y las Normas Constitucionales

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Discurso y Constitución. Entre la realidad y las Normas Constitucionales

Miércoles, 30 Noviembre 2022 01:08 Escrito por 
Jorge Olvera García Jorge Olvera García Inventario

“El arco del universo moral es largo,

pero se inclina hacia la justicia”.

Martin Luther King

En próximos días se llevará a cabo el Coloquio denominado: Discurso y Constitución. Entre la realidad y las Normas Constitucionales, organizado por la Universidad Autónoma del Estado de México los días 08 y 09 de diciembre de forma digital en el cual se desarrollarán importantes mesas de trabajo con temas sustanciales como “Soberanía y Proceso Constituyente”, “Reformas y Mutaciones Constitucionales” y “El Discurso Normativo de la Constitución” que tendré el honor de comentar como integrante de esa mesa de trabajo.

Estoy convencido que tenemos que fortalecer el constitucionalismo con el lenguaje de las ideas, al fin y al cabo, como decía el Nigromante, “los hombres somos hijos de las palabras”, la academia tiene un valor altamente significativo en nuestra sociedad, brinda claridad a la luz de los acontecimientos que se nos presentan, ofrece posibilidades ante los distintos escenarios, genera cuestionamientos, pero también respuestas que nos hacen desarrollarnos como seres reflexivos y pensantes para edificar el empeño de dignificar los derechos humanos.

Comulgo con la idea del escritor uruguayo, Eduardo Galeano: “Y, al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable”. Por ello, es un privilegio enorme participar de forma cotidiana en este tipo de encuentros, agradezco a la Red Internacional de Estudios Constitucionales, al Cuerpo Académico de Estudios Constitucionales y a la Universidad Autónoma del Estado de México, quienes resignifican el valor de la dignidad y la libertad humana en este coloquio, en los libros, en el conocimiento transmitido en las aulas, pero sobre todo con el incalculable valor que aportan al núcleo social que integramos todas y todos.

Ya lo dijo el premio nobel de literatura, Octavio Paz: “Toda revolución sin pensamiento crítico, sin libertad para contradecir al poderoso y sin la posibilidad de sustituir pacíficamente a un gobernante por otro, es una revolución que se derrota a sí misma.”

La revolución de hoy es científica y académica, nuestras armas son las letras escritas en libros, los pensamientos expuestos en los salones de clase, las reflexiones vertidas en charlas, solo manifestándose de esa manera es como podremos germinar al amparo de las prístinas ideas constitucionales que demandan compromiso, pasión, disciplina y entendimiento, hoy más que nunca debemos defender, pero sobre todo entender la constitución, sus principios, conceptos y espíritu para que esta siga siendo a la par del Derecho, de la ciencia jurídica el eje conductor de nuestra existencia, el verdadero “coordinador de la acción humana” como decía Carpizo.

Visto 1920 veces
Valora este artículo
(2 votos)