AMLO y su repudiado teatro guiñol; “El Niño Naranja” se atrinchera

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

AMLO y su repudiado teatro guiñol; “El Niño Naranja” se atrinchera

Lunes, 04 Diciembre 2023 00:20 Escrito por 
Carlos García Carlos García El socavón

Cual viles marionetas a lo largo de cinco años, secretarios de su gabinete, gobernadores, las Fuerzas Armadas, senadores, diputados federales, locales, presidentes municipales, así como funcionarios de todos los niveles. Todos los mexicanos hemos sido testigos de la manera de cómo han sido manipulados a placer por el mandatario Andrés Manuel López Obrador.

El autoritarismo desbordado, basado en imposiciones, chantajes, intimidaciones y su anhelo de alargar su periodo hasta convertirlo en una dictadura, son las características esenciales de este gobierno autollamado de la cuarta transformación que supuestamente ha transformado a nuestro vapuleado país, pero para mal, pues pese a las cifras maquilladas y sus consabidos “otros datos”, la realidad es que, en lo que respecta al crecimiento económico, ahora lo llama Amlo "desarrollo humano", será del 1.2% sexenalmente, la segunda peor gestión desde 1934, es decir, desde hace 90 años. La peor ha sido la de Miguel de la Madrid, con 0.55%, quien rompió con el populismo y autoritarismo ejercido por los expresidentes priistas Luís Echeverría Álvarez y José López Portillo y Pacheco.

Con el tabasqueño, el crecimiento económico, él lo llama "desarrollo humano", igual que lo hizo el mandatario venezolano, Hugo Chávez, ha sido: 2019 -0.3%, 2020 -8.8%, 2021 6.1%, 2022 3.9%, 2023 3% y 2024 el Banco de México prevé una proyección de 3%. Un sexenio muy bajo en crecimiento, pues Amlo censuró a los regímenes neoliberales que crecían al 2.5%, porque él aseguraba que creceríamos al 5%, pronóstico errado. Por supuesto, hay una larga lista con los yerros cometidos por López Obrador.

De esta manera ha transcurrido la administración autollamada de la cuarta transformación que ha decepcionado a propios y extraños, dirigida únicamente por el titiritero López Obrador, quien se siente el hombre-Estado. Su egoísmo y su narcisismo exacerbado no le permiten ver que él únicamente representa el Poder Ejecutivo y que es el primer servidor público de nuestro país, no el propietario.

Los autoelogios y el servilismo acendrado que le han mostrado morenistas, petistas y verde ecologistas lo han hecho perder el piso, cegarse de la realidad, es por ello que se compara absurdamente con Benito Juárez, los hermanos Flores Magón, Lázaro Cárdenas y hasta con Francisco I. Madero. Ver para creer.

Su autoritarismo ha trastocado severamente al Poder Legislativo, ya que los diputados de la LXIV y LXV Legislaturas, los “representantes populares” de Morena y sus rémoras del PT y PVEM, le han aprobado todas, sí -apreciable lector- todas y cada una de las iniciativas enviadas al Congreso de la Unión, que ha cooptado y tiene bajo su mando, bajo su control. La prueba es que no se han atrevido a quitarle ni siquiera una de las iniciativas.

A mano alzada tumbó la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), iniciado en el sexenio del régimen corrupto de Enrique Peña Nieto y que con una encuesta “patito” marca de la casa 4t, echó abajo sin todavía ser presidente de la república, pues fue en octubre de 2018, violando flagrantemente la Constitución y sigue haciendo desde que tomó protesta.

Este es el teatro guiñol que ha manejado López Obrador durante su gestión y que es repudiado por millones de ciudadanos que esperaban a un mandatario digno que gobernara unido y en beneficio de todos los mexicanos. Su soberbia, petulancia, su falta de humildad y de visión, entre otras características, lo perdieron y sumieron en su egocentrismo y narcisismo.

Más pruebas fehacientes fueron las acciones emprendidas y que demostraron total servilismo y manipulación por Samuel García Sepúlveda, alias “Samuelito”, quien solicitó licencia por seis meses como gobernador por el estado de Nuevo León, para asirse de la precandidatura de Movimiento Ciudadano a la presidencia de la república con la venia de sus jefecitos López Obrador y el dueño de la franquicia de dicho partido, Dante Delgado Rannauro.

LA SCJN ORDENÓ QUE LUIS E. OROZCO TOMARA POSESIÓN

Debido a la crisis de gobernabilidad sucedida el pasado viernes cerca de la media noche, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó que el vicefiscal Luis Enrique Orozco asuma la titularidad del Ejecutivo Estatal en ausencia por la licencia del emecista Samuel García.

Determinó la SCJN que “lo procedente es que el Poder Ejecutivo local o cualquiera de sus dependencias permitan que se desarrolle una efectiva toma de posesión del ciudadano nombrado como gobernador interino”.

La Suprema Corte detalló que se debe garantizar la gobernabilidad y la seguridad de Luis Enrique Orozco para el periodo otorgado en la licencia. En el mismo comunicado se informó que cualquier autoridad debe abstenerse de realizar una nueva designación sobre la titularidad del Ejecutivo sin importar su denominación “hasta en tanto se resuelva en definitiva la presente controversia constitucional”.

Dicha resolución se dio minutos antes de que la licencia de García Sepúlveda para los actos de precampaña con miras a las elecciones de 2024 volviera a entrar en vigor.

Recordemos que Luis Enrique Orozco fue nombrado el pasado miércoles por mayoría de votos de los diputados de Congreso neoleonés integrada por priistas y panistas para que tomara posesión el sábado pasado, pero Samuel García Sepúlveda (gobernador constitucional con licencia), quiso imponer desde afuera del poder a su incondicional (secretario general de gobierno, Javier Navarro), para que se quedara sustituyéndolo los seis meses de la licencia otorgada a “Samuelito”. Es preciso mencionar que “El Niño Naranja” “Samuelito”, convertido en auténtico jefe de porros y no de jefe del Ejecutivo estatal, envió a decenas de vándalos emecistas al Congreso local para que “reventaran” la sesión del pasado miércoles para impedir que Luis Enrique Orozco tomara la protesta de rigor ante todos los diputados pero que hizo con la ausencia de legisladores de MC, Morena y PVEM.

Pero el gusto duró solamente un mes, Samuelito inició su precampaña, recorriendo algunos estados de la república aparentemente subiendo en las encuestas debido a que miles de jóvenes se identificaron con él y se le unieron, perooooo… ¡can can can can can!, llegó a la Ciudad de México directo al “besamanos” con la precandidata ungida por el dedo flamígero de su jefe, el inquilino de Palacio Nacional, la corcholata morenista Claudia Sheinbaum Pardo, con quien hizo públicas varias fotos abrazados.

“El Niño Naranja” sabía perfectamente que sus posibilidades de ganar eran mínimas que difícilmente rebasaría los 10 puntos porcentuales, por lo que prefirió regresar a ver qué negocios puede hacer en los cuatro años que le restan de mandatario del estado norteño. “Samuelito” García ha violado flagrantemente la Carta Magna de Nuevo León, debido a que ingresó a tomar su encargo como gobernador, que si bien es cierto, es constitucional, en ningún momento avisó al Congreso Local de su retorno, pitorreándose de todos los habitantes de dicho estado y está atrincherado en las oficinas de Palacio de Gobierno.

Por lo pronto, está ocupando su encargo desde sus oficinas del Palacio de Gobierno. ¿Pero realmente son desbordadas sus ansias de gobernar por cuatro años más su entidad para sentirse poderoso? ¿O realmente qué esconde Samuelito, habrá negocios turbios o decenas de miles de millones de pesos que están sin comprobar o también malversación de dinero del erario público o de recursos etiquetados por la Cámara de Diputados Federal?

En verdad, es indignante y vergonzosa la ambición desmedida por el poder por Samuelito García, es preciso recordar que en sus anuncios, aseguró que iba a ganar los comicios del próximo 2 de junio de 2024, por lo que iba a ser el nuevo presidente de México. Mentiras y solamente mentiras.

Seremos testigos en los próximos días en qué acaba este novelón protagonizado por “El Niño Naranja” Samuel García Sepúlveda y Movimiento Ciudadano, quien junto con su jefecito Dante Delgado Rannauro, le querían hacer el “caldo gordo” a López Obrador y Morena para restarle votos a Xóchitl Gálvez. Lamentablemente, Movimiento Ciudadano (MC) y su dueño, Dante Delgado, perdieron credibilidad ante la ciudadanía que difícilmente recuperarán en los siguientes días y meses, por lo pronto, el veracruzano deberá designar a su candidato emergente.


Visto 997 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Carlos García

El socavón