¿Para qué se prepara López Obrador?

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Para qué se prepara López Obrador?

Miércoles, 20 Marzo 2024 00:05 Escrito por 
Alfredo Albiter González Alfredo Albiter González Lo bueno, lo malo y lo serio

No es un asunto menor, ni tampoco una más de sus ocurrencias, o que intente distraer la atención de los problemas más importantes que enfrenta el país como acostumbra; el presidente Andrés López Obrador ha utilizado varias veces la frase “golpe de Estado”. ¿Por qué? O ¿para qué?

El mandatario, desde que se inclinó por Claudia Sheinbaum para sucederlo en el poder, lo que sucedió a mitad de su gobierno, muy adelantado en los tiempos de acuerdo a la costumbre política, inició una amplia campaña para posicionarla, importándole poco lo que regula la ley electoral, trastocando varias de las reformas, que, incluso, él impulsó. 

Con el eco de sus palabras al desprecio de la norma. “No me vengan a mí con el cuento de que la ley es la ley”, y dueño del micrófono con mayor resonancia en el país, no perdió tiempo para demostrar de todas las formas posibles que la ex jefa de gobierno de la Ciudad de México sería la abanderada morenista para la presidencia. Con el tiempo, eso se demostró, haciendo quedar en ridículo al ex canciller Marcelo Ebrard, quien, al parecer, fue el único que creyó que en su partido la elección del candidato se haría de forma democrática.

No la hubo, y Ebrard debería saberlo, él más que nadie, que para López Obrador, la única democracia que existe es la que decide el tabasqueño y solo él, ¿en qué momento pensó que tenía oportunidad frente a Sheibaum? 

El interés de López porque fuera Sheinbaum la candidata, debería quedar más que claro, ya que, con la hoy candidata, el oriundo de Macuspana asegura impunidad, y mantiene el poder, ¿quién de verdad cree que se alejará de la política y se irá a descansar a su rancho? 

Para el mandatario ha sido de suma importancia pavimentar el camino para conseguir, como sea, que gane holgadamente su candidata; además de obtener la mayoría calificada en el Congreso, y con ello, lograr imponer las reformas que ya encargó a su sucesora, y, por supuesto, su anhelado Maximato.

Por lo anterior, surge la pregunta: ¿qué está preparando López Obrador?

Que el tabasqueño deslice con insistencia que pretenden sus adversarios dar un golpe de Estado, cuando el ejército goza de un estatus envidiable y que cuenta con jugosos negocios impensables en otro tiempo, la sola mención ridiculiza esa posibilidad; no obstante, que hable de un golpe “blando”, o “técnico”, más bien deja ver que si sucede algo extraño y termina perdiendo Sheinbaum, será el momento en el que sus palabras encontraran sentido.

Pero, entonces, ¿qué oportunidad tienen los adversarios a la exjefa de gobierno para conquistar el triunfo? A decir verdad, son muy pocas; los programas sociales, la propaganda, el apoyo de gobernadores emanados de morena, más el ejército de siervos de la nación, y sobre todo, con el presidente haciéndole la campaña todos los días desde sus mañaneras, realmente es una mera ilusión que Xóchitl Gálvez pudiera vencerla, aunque, nada está escrito.

Sin embargo, López Obrador no quiere arriesgarse, y ha tenido tiempo suficiente para prepararse para esa ocasión, ya sea que al final del día se reconozca el triunfo a la morenista, o que de cualquier otra forma logre el cometido, o, y es en ese momento en el que las condiciones pueden acomodarse para que se descubra, se sabrá a qué se refiere lo del golpe de Estado.

Pero eso no es todo, con la misma vehemencia, López Obrador también ha repetido que no buscará reelegirse. Para una gran parte de los estudiosos del derecho, la sola idea debería quedar descartada, a estas alturas, ya no le alcanza el tiempo para modificar la Constitución, pero entonces será necesario repetir la frase “a mí no me vengan con el cuento de que la ley es la ley”.

El país entero se encuentra en estado de alerta por la violencia que domina en gran parte del territorio nacional y amenaza con ponerse peor. En el 2021 la intervención del crimen organizado se dejó sentir más que nunca, no hay algo que haga suponer que no intervendrán en las próximas elecciones que desde luego, son trascendentales.

A pesar de documentar la intervención de grupos delincuenciales, no hubo mayor modificación en aquél momento; ahora, a pesar de que son varios los medios de comunicación y actores políticos que advierten del riesgo que corren las elecciones de junio próximo, no se está tratando el tema con la importancia que se debería, empezando por el titular del ejecutivo que cada vez le resta más importancia a los acontecimientos violentos que se registran con mayor persistencia.

Eso debería ser tratado con el gabinete de seguridad; por cierto, son muchos que se preguntan ¿de qué tratan las reuniones matutinas del presidente con las fuerzas del orden?

Seguramente el presidente recibe un parte de novedades, y también el resultado del trabajo de inteligencia del ejército y de la marina, por lo que debe estar bien informado de todo lo que sucede en materia de seguridad en México, lo demás, respecto de las acciones a seguir, solo quienes se encuentran en esas reuniones pueden saberlo.

Hablar de golpe de Estado o de reelección es como para ponerse a reflexionar; si se piensa que son solo palabras, se estaría dejando de lado las muchas advertencias que se han manifestado, no se pueden llamar sorprendidos quienes conocen al tabasqueño. El tiempo lo dirá.

Visto 2539 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio