No será necesario desmentir al presidente

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

No será necesario desmentir al presidente

Miércoles, 07 Julio 2021 01:59 Escrito por 
Alfredo Albiter González Alfredo Albiter González Lo bueno, lo malo y lo serio

Las apariciones mañaneras funcionan a la perfección para los intereses del presidente Andrés López Obrador, de la misma forma para su equipo de trabajo y partido político, Morena.

Con absoluta libertad toma el espacio que insistentemente se ha hecho llamar conferencias para imponer la agenda diaria, pues tratándose de un evento oficial, porque la preside nada más y nada menos que el titular del ejecutivo federal, es de atención obligada para todos los medios de información.

 

 

Aunque a decir verdad, sus mensajes van dirigidos de forma muy particular a sus incondicionales, a los que identifica el mandatario como ”su pueblo”, esa parte social que incansable manifiesta de todas las formas posibles su apoyo incondicional a quien piensan, es la reencarnación de algo divino.

A la par de los anuncios que proyecta todas los días el mandatario, son los “trabajadores” de sus redes sociales y demás propagandistas que reproducen durante todo el día esos mensajes; los cuales llevan impregnados una condena tácita a toda manifestación que no eleve una adulación al habitante de palacio.

Los intentos de los medios independientes, columnistas o críticos del gobierno, con el paso de las horas van siendo rebasados por la labor encargada al ejército de trabajadores de las redes sociales; no falta por cada opinión, punto de vista, noticia, reportaje, entrevista o investigación periodística, el correspondiente ataque sistemático en contra del medio o del autor.

Es completamente irrelevante para los seguidores de la cuarta transformación y del presidente si lo que se expone tiene fundamento, se puede comprobar o simplemente bajo una duda razonable puedan motivarse a investigar por medios alternos para comprobar su veracidad.

Es por eso que el tabasqueño ante cualquier pregunta, por muy incómoda que pueda parecer, esboza una sonrisa socarrona, pues con aires de superioridad y la mano en la cintura responde que “tiene otros datos”, los cuales serán la verdad porque él lo dice, ya que siente que no tiene ninguna obligación de comprobar nada.

Así podrán presentarse importantes y atrevidos periodistas, como recién lo hizo el conocido periodista Jorge Ramos de Univisión a sus apariciones mañaneras para cuestionarlo sobre la violencia incontenible que se vive en México y sobre las muertes de las miles de personas que padecieron del coronavirus, las respuestas serán las mismas.

Principalmente, López negará cualquier señalamiento en contra de su gobierno, porque la insistencia de que “vamos bien” a pesar de que la mayoría perciba que no es así y que el país se le está cayendo a pedazos, la recurrencia de sus otros datos no dejará de ayudarle en los momentos más difíciles, mismos que como ya se señaló, no sentirá ninguna obligación de mostrarlos.

Como consecuencia de esa actitud sólo quedarán dos vías; no creer en sus otros datos o al menos dudar de sus aseveraciones, o; aceptarlas sin mayor exigencia de comprobarlos, como ya lo hacen los miles de sus seguidores, quienes aceptan como verdad todo lo que dice.

Ahora bien, si se trata de lo primero, no cabe duda que esa independencia de pensamiento los hará caer en el lado obscuro de la historia que cuenta actualmente la 4t, y como resultado de ese atrevimiento serán arrojados al destierro en el que únicamente habitan los conservadores, fifís, etcétera.

 

 

Pero si se decide por los segundos, continuarán siendo los preferidos del tabasqueño, a los que cariñosamente identifica como solovinos, mascotitas, y otras monadas.

Pero eso no quiere decir que la realidad se ajuste a la que pretende imponer López Obrador todas las mañanas. No, porque la realidad alterna no existe y algún día la verdad se manifestará con toda su crudeza ante los ojos de propios y extraños.

No hay mentira que perdure eternamente, tarde o temprano se sabrá lo que sucede en México.

Los errores que ha venido cometiendo este gobierno cobrarán su factura muy pronto, y para quienes son negados a ver lo que se ha empezado a manifestar desde hace ya un rato, no tendrán posibilidad de reacción, lamentablemente será demasiado tarde.

A pesar de los intentos que se han hecho por descubrir a los ojos de todos los ciudadanos los problemas que el país enfrenta como consecuencia de la política emprendida por el gobierno lopezobradorista, no será sino hasta que cada quien los resienta personalmente; como el alza de precios, la falta de medicamentos, la inseguridad, entre muchos otros, para aceptarlos.

Nadie escarmienta en cabeza ajena, y por desgracia, hasta que llegue ese momento continuarán con su aislamiento voluntario. Para ello se apoyarán en los cuentos y mentiras que se dicen todos los días desde Palacio Nacional.

Sin embargo, las cosas tomarán su propio curso, eso es inevitable. México tendrá que enfrentar las consecuencias de la política pública del gobierno actual. Inevitablemente vendrá un largo periodo de tiempo para recuperar lo que se ha venido perdiendo, la confianza.


Visto 933 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio