No son iguales

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

No son iguales

Lunes, 06 Septiembre 2021 02:20 Escrito por 
Diana Mancilla Álvarez Diana Mancilla Álvarez Sin Titubeos

Desde que andaba en campaña, y más ahora como Presidente, Andrés Manuel López Obrador se ha llenado la boca señalando que él, en lo personal, y sus compañeros de partido no son iguales a los políticos de otras fuerzas ideológicas diferentes al Movimiento de Regeneración Nacional.

Cada que puede lo remarca. “no somos iguales”. Pero lo que son las cosas, el tiempo y sus propios compañeros de partido se han encargado de ponerlo contra la pared cada vez que se descubre un nuevo negocio mal hecho o realizado a la sombra del poder.

Lo mismo han sido descubiertas las muchas y millonarias propiedades de un Manuel Bartlett, que llega al cinismo de negarlas o de decir que no son suyas. También las muchas casas que ha acumulado la extitular en la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, y su marido, el politólogo John Ackerman.

Pero cada vez que hay un escándalo, el mandatario nacional se refugia en sus “otros datos” o en negar sistemáticamente lo exhibido, como si de esa manera desaparecieran mágicamente los problemas o las denuncias.

Lo mismo sucedió cuando se destapó el contrato entregado a León Manuel Bartlett Díaz, hijo del titular de la CFE, para la adquisición de 20 ventiladores para el tratamiento de pacientes con afecciones en sistema respiratorio y en estado crítico. El IMSS pagaría 1.5 millones por cada aparato, los más caros del mercado.

Mexicanos contra la Corrupción denunció que el gobierno federal asignó un inusual procedimiento exprés, de apenas cuatro días, para asignar un contrato por 93 millones de dólares a un proveedor acusado de fraude, sobornos e incumplimiento, la empresa Levanting Global Servicios.

El exdelegado de los programas federales en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, fue señalado de ser el eje detrás de una red de empresas farmacéuticas que venden a gobiernos y que buscaba ser contratista del gobierno federal. Tuvo que renunciar al cargo en medio del escándalo.

Ana Guevara fue señalada de usar a tres empresas para triangular recursos públicos del Fondo para el Deporte del Alto Rendimiento y financiar con sopreprecios los viajes a campamentos y competencias.

Por si esto fuera poco, 77.2 por ciento de contratos del gobierno federal han sido entregados por vía de la adjudicación directa, 16.5 por ciento por licitación pública y sólo 6.3 por ciento por invitaciones restringidas.

Al margen de todo están las recurrentes denuncias en contra de sus familiares que han recibido dinero de personajes públicos y privados, de los negocios que sus parientes han hecho al amparo del poder y de los misteriosos negocios de sus hijos.

Pero sin duda el caso que más le dolió, y le dolerá durante un buen rato, es la sanción impuesta por el instituto Nacional Electoral a Morena hasta por 4 millones 529 mil pesos por la retención de 10 por ciento del salario de los trabajadores del municipio de Texcoco, entonces gobernado por la maestra Delfina Gómez Álvarez, hoy titular de la Secretaría de Educación Pública y a quien López Obrador la tiene en alta estima.

Los consejeros electorales calificaron la retención de parte del sueldo de los servidores públicos como una práctica terrible, ominosa, vulgar e inaceptable.

La consejera Adriana Favela explicó que de 2013 a 2015, cuando Delfina Gómez fue presidenta municipal de Texcoco, se retuvo a los trabajadores 13.8 millones de pesos, de los cuales se pudo comprobar que 2.6 millones se utilizaron para pagar a proveedores de la campaña de la ahora secretaria de Educación Pública por una diputación federal, cargo del que saltó a la candidatura por la gubernatura del Estado de México.

El presidente no se ha pronunciado al respecto y es seguro que en su conferencia de prensa de hoy le dedique algunos minutos a hablar del tema, que ya fue reconocido por Higinio Martínez Miranda, fundador y dirigente del Grupo Acción Política del que salió la maestra Delfina Gómez Álvarez.

El senador texocano aseguró que, como sucesor de Gómez Álvarez en la presidencia municipal de Texcoco, tuvo conocimiento de estos descuentos porque entregó información a la Auditoría Superior de la Federación y a todos los entes públicos que se lo pidieron. Esos descuentos, dijo, aplicaron sólo para personal de confianza y mandos medios y superiores.

Sí, es muy probable que no sean iguales, pero ah, como se parecen los condenados…


Visto 1658 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Más en esta categoría: « Ser Mujer Lealtad »