Lealtad

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Lealtad

Martes, 07 Septiembre 2021 00:18 Escrito por 
Margarita Jiménez Margarita Jiménez La Hidra Digital

Probablemente muy pocos podrán jurar por su honor, cumplir con la ley, ser fieles a su proyecto, a su equipo y a la palabra empeñada. La falta de lealtad describe a quien engaña o traiciona.

En prácticamente todas las culturas la lealtad es uno de los valores, de los principios más apreciados. Es expresión de civilización.

Al inicio del gobierno de la llamada 4T, el primero de diciembre de 2018, los compromisos del Presidente López Obrador con el país y su equipo, parecían inamovibles. El tiempo y las circunstancias los fueron modificando.

El compromiso con sus cercanos no se cumplió a pesar que la trayectoria de varios de ellos, los avalaba. Poco a poco fueron renunciando y saliendo del gabinete secretarios de estado o directores de primer nivel con quienes de facto el Presidente tenía un acuerdo. Así se fueron Germán Martínez, director del IMSS, Carlos Urzúa, quien fuera Secretario de Hacienda, Javier Jiménez Espriú, Secretario de Comunicaciones y Transportes, entre otros más. Destacan los casos de Alfonso Romo, titular de la Oficina de la Presidencia, quien fuera vínculo y negociador con los empresarios, y recientemente, Olga Sánchez Cordero, ahora ex Secretaria de Gobernación y Presidenta de la Mesa Directiva del Senado, así como Julio Scherer Ibarra, Consejero Jurídico de la Presidencia, cercano a AMLO por veinte años.

En la mayoría de los casos, las razones verdaderas quizá no se lleguen a saber, lo cierto es que la falta de coincidencias de la visión y estilo de operar de los funcionarios con las formas del Presidente  contribuyó a su salida.

El estilo de gobernar del Presidente López Obrador, los que llegan  “a la mitad del camino”, la pandemia, la pérdida electoral de la CDMX, la crisis económica, la política relajada con el narco, la crisis de PEMEX, llevaron a AMLO a reestructurar su equipo con operadores rudos que no lo cuestionen, que hagan lo que se les dice y que esperen poco, como ya lo vivieron los que se fueron.

Los acuerdos y compromisos que el Presidente tenía con Julio Scherer Ibarra fueron rotos. Cambió lo que le pareció necesario, dejó en el camino trayectorias y reputaciones afectadas. La lealtad no figuró en esta historia.


Visto 836 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Margarita Jiménez

La Hidra digital