Democracia en riesgo

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Democracia en riesgo

Jueves, 07 Abril 2022 01:45 Escrito por 
Juan Carlos Núñez Armas Juan Carlos Núñez Armas Palabras al viento

Los medios han dado cuenta de la mención que hizo el presidente sobre la reforma electoral que presentará después de la revocación de mandato. De entrada, ya sabemos el resultado de la consulta del domingo.  Nadie tiene dudas, así que la agenda posterior al 10 de abril está sobre la mesa.  La sorpresa es la modalidad de la propuesta anunciada.

En los días previos a la revocación de mandato la actuación de Morena y sus gobiernos ha llegado a un extremo desafiante.  La prueba más contundente es la actuación del Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien con recursos públicos asistió a una concentración partidista en Sonora, para anunciar la reforma y propiamente correr a los consejeros del INE.  Por si fuera poco, llevó al titular de la Guardia Nacional, comandante Luis Reyes Bucio, que lució sus insignias. De ese tamaño es la violación a la ley para obligar al INE a sancionarlos o ¿este acto quedará impune? Recordemos que el titular de la FEPADE, José Agustín Ortiz Pinchetti, es distinguido militante del mismo partido que el presidente y el Secretario de Gobernación, así que, podríamos apostar por la impunidad de los personajes mencionados.

La reforma electoral en comento incluye la eliminación de legisladores plurinominales y que un órgano del gobierno federal se encargue de todas las elecciones supuestamente para abaratar el costo de las elecciones. También propone que los consejeros del INE y magistrados del TRIFE sean electos por voto directo a propuesta de los poderes de la federación. Estos planteamientos traen a mi mente el “Foro Global sobre Democracia” que realizara el INE los días 24 y 25 de noviembre del 2021.

Entre varios ponentes de primer orden mundial, que participaron en ese foro, quiero destacar algunos para entender el caso que planteo. Antony Banbuy Presidente y Director Ejecutivo de la Fundación Internacional de los Sistemas Electorales señaló en su intervención las amenazas a la integridad electoral y los valores democráticos, no sólo en México. Nunca antes habían sido tan evidentes esos ataques como hoy en día, cuando se pensaba que la democracia liberal había erradicado los sistemas autoritarios. En los últimos 10 años hemos visto, uno tras otro, acciones y actores que debilitan la democracia. Outsiders que se convierten en políticos autoritarios a través del uso agresivo de la tecnología y la desinformación para engañar a la gente, a los votantes y un alto índice de corrupción e impunidad que afectan la confianza en el gobierno y los organismos electorales.  Banbuy enfatiza que ahora los autócratas y los dictadores buscan su legitimidad pasando por el ritual electoral, llevan a cabo elecciones y proclaman victorias. Los desafíos son enormes y no podemos aislarnos de estos acontecimientos, juntos debemos construir la democracia. Los nuevos enfoques deben orientase a resistir esos embates de ataque a la democracia y a sus instituciones, para nuestro caso el INE.

Para Dieter Nohlen, profesor emérito de la Universidad de Heidelberg en Alemania, estamos en el contexto de una abundancia de información sin reflexión que proviene de distintos públicos. Los lideres políticos no están comprometidos con la democracia y el estado de derecho, su actuación es cuestionada con un sentido de inmediatez en los medios. Abunda mentira, la confrontación, incluso el odio, que contribuyen a deslegitimar a la democracia, al Estado y a las instituciones. La desconfianza campea en los medios sociales. Estamos frente a un desafío tecnológico ¿cómo tratar las verdades alternativas?, ¿cuál es el consenso social sobre cómo dirimir controversias? La propuesta de Nohlen: con diálogo que obedece a reglas e instituciones.

La confrontación política prevaleciente está llevando a un cambio conceptual de justicia y solidaridad, está incrementando la insatisfacción con la democracia, los protagonistas de la política están cambiando. Los vemos en el protagonismo de los militares en el mismo sistema. Tal parece que este siglo se convertirá en la era del populismo. Tenemos que defender nuestra democracia, haciendo énfasis en la tolerancia, en la dignidad de las instituciones por méritos propios. La idea es generar confianza para unir a los más posibles.

Daniel Zovatto, Director Regional del Instituto Nacional para la Democracia y Asistencia Electoral, enfatiza que vivimos el momento de mayor gravedad después de la ola democrática de 1974-1975. Pasamos del arreglo bipolar de hace tres décadas a informes de cultura política que marcan el creciente nivel de autoritarismo que hay en el mundo y en la región latinoamericana en especial. Los años 2020 y 2021 han resultado horribles para la democracia.

A estas alturas cabe preguntarnos ¿cuál es nuestro compromiso con la democracia?, ¿qué estoy dispuesto a realizar para el fomento y defensa de los valores democráticos? Es claro que si no ejercemos nuestros derechos terminaremos por perderlos. Es tiempo de que la sociedad organizada, con un firme compromiso individual, detenga y derrote a los autócratas y su pretensión de destruir la democracia. Es tiempo de defender las instituciones. Seamos conscientes del peligro discursivo que, populista o no, enmascara a un autócrata y cómo influye en el ánimo ciudadano un cambio de régimen que limitaría las libertades que hoy tenemos. Utilicemos los medios a nuestro alcance, de manera directa, en grupos sociales y desde luego en las redes sociales para manifestar nuestro aprecio por las libertades que la democracia ha traído y hagamos que se perfeccione. Recordemos la frase referida a Churchill: “La democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás”.

*El autor es Maestro en Administración Pública y Política Pública por ITESM y Máster en Comunicación y Marketing Político por la UNIR.

https://twitter.com/juancarlosMX17 

https://www.facebook.com/juancarlosMX17


Visto 992 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Juan Carlos Núñez

Palabras al viento