Días violentos

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Días violentos

Viernes, 08 Abril 2022 02:15 Escrito por 
Noemí Muñoz Noemí Muñoz Ganando espacios

Vivimos días violentos. No solo por la invasión a Rusia, sino por la agresión que se percibe en cada rincón de nuestro amado México.

Hugo de 15 años fue a una fiesta clandestina donde el alcohol corría por todos lados, pero también algunas drogas. Se dice que Hugo participó de una riña colectiva, por lo que el guardia de seguridad rompió una botella y se la encajó en el cuello, a partir de ahí se desató la tragedia, la muerte de un menor que aún tenía mucho por vivir.

Su madre, parientes y amigos bloquearon periférico para pedir que se resolviera el caso y se le diera seguimiento. Desde el presidente, AMLO, como el fiscal del Edomex, todos están en el caso, tratando de resolverlo lo antes posible. Y aunque ya detuvieron al agresor, queda en el aire, ¿quién cuida los permisos de estos jardines donde se realizan fiestas sin el resguardo de ningún tipo de seguridad pública?

Otro caso penoso se dio en la  Cámara de Diputados. Durante la sesión,   las diputadas trans Salma Luévano y María Clemente querían defender las infancias trans, a lo que Gabriel Quadri respondió llamando “señor”  Luévano a la  diputada; de  inmediato se hicieron los dimes y diretes entre diputados. Quadri fue acusado de transfóbico y violento. Las diputadas trans, acompañadas de otras, tomaron la tribuna, empujaron a Santiago Creel en el intento de que abandonara su silla, todo con el objetivo de que se expulsara a Quadri de la sesión. La imagen es terrible, porque demuestra la falta de respeto  al recinto por personas que se supone deberían ser el ejemplo para todos los mexicanos.

La cámara de diputados es ejemplo constante de la falta de tolerancia entre bancadas, utilizando sus curules para lanzar palabras altisonantes o golpes, y jamás hay sanciones. 

Otra situación de violencia la vi a través del video donde se ve a un hombre mayor atacando a un conductor en Avenida Churubusco en la ciudad de México. En el video se oyen los gritos de una pequeña que está aterrorizada por ver como un hombre con un tubo golpea el carro e insiste en amedrentar al dueño.

Sabemos que los pleitos en las avenidas de cualquier ciudad, de cualquier municipio son por la misma razón, rebasar, ganar el paso, no guardar la calma, etc.  Esta noticia se hizo tan viral, que fueron las redes las que ubicaron al hombre y por ende, forzaron a las autoridades a detenerlo.  Imaginen si detuvieran a todos los que se pelean, tendríamos sobrepoblación en minutos.

El mundo se muestra violento, en cada esquina, en cada acto, como si la pandemia nos hubiera robado la calma y nos hubiera convertido en personas intolerantes.  En lugar de demostrar como ha evolucionado la sociedad, que hemos terminado con la violencia machista, que aprendimos a convivir, es completamente distinto.

No quiero ser la que no prende la televisión para no entristecerme. No puedo. Solo observo que la noticia que vea, en redes, en la televisión o incluso la que escuche en el radio tiene rasgos violentos.

Un niño de quince que es atacado con una botella y se desangra. Una niña que llega a su casa y nunca sube a su departamento porque un vecino la mata. Unas diputadas que gritan groserías a otras. Violencia por todos lados, verbal, psicológica, física. Definitivamente no aprendimos nada.


Visto 882 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Noemí Muñoz

Ganando espacios