Nuestros propios monstruos

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Nuestros propios monstruos

Viernes, 27 Mayo 2022 00:50 Escrito por 
Mariel Álvarez Mariel Álvarez Ana Liza en línea

La masacre cometida por un casi niño en Texas, Estados Unidos contra niños, pone en evidencia la gran descomposición de la sociedad y cómo un niño abandonado, maltratado, olvidado, ninguneado y objeto de bullying constante, puede convertirse en un monstruo.

No cabe duda de que cada uno hacemos nuestros propios monstruos. Salvador Ramos, el mexicano que ha hecho historia en los Estados Unidos a causa de una matanza contra 19 niños inocentes y algunos de sus profesores; todos hispanos y muchos de ellos mexicanos. El resto de ascendencia mexicana también.

Esto pone en la mesa varios temas. Primero: Que las madres que no estén dispuestas a cuidar a sus hijos, de ser un apoyo siempre, de ser el refugio que ellos necesitan cuando son maltratados, dentro y fuera de casa; no los tengan.

Me causa indignación escuchar a su madre hablando de que “no lo juzguen, sus motivos tendría”. Habría que preguntarle a ella cuanto colaboró para hacer de ese niño solitario y maltratado un monstruo asesino, en el que, desde luego, también colaboró la sociedad; esos compañeros de escuela que le hicieron bullying durante años; mírense al espejo y analicen que tan culpables son de esas 19 muertes de niños inocentes.

**Las instituciones de Salud Mental, si son de salud pública, señor presidente

Segundo: Las enfermedades mentales y emocionales no se pueden atender adentro de la casa, señor presidente; esta matanza es, indudablemente, el resultado de una enfermedad mental que no se detectó y atendió a tiempo, ni dentro de la casa, ni en las instituciones de Salud Mental creadas para atender y evitar este tipo de tragedias.

El adolescente estaba solo y nadie pudo ver las señales de que estaba pidiendo ayuda a gritos; buscó una salida para desquitar su enojo, frustración, abandono; obviamente no era la adecuada, pero nadie le tendió una mano para encontrar una salida; una terapia, quien lo escuchara.

Tal vez muchos no estén de acuerdo conmigo; pero esa señora que se dice su madre sí es una gran culpable de lo que su hijo hizo; creo que es hora de que este tipo de personas, que abandonan a sus hijos, tengan un castigo por su irresponsabilidad.

**Violencia y acceso a las armas

Y el tercer tema que destapa esta barbarie, es la creciente violencia y el acceso a las armas que puede tener cualquier persona, sin saber el destino que les darán y si es una persona sana o enferma mentalmente.

Afortunadamente en México, ha habido solo conatos de que podría haber hechos que lamentar como este, pero hasta el momento no se han dado; sin embargo, sí se han encontrado niños con armas al interior de los colegios y algunas amenazas circuladas en redes sociales de que harán actos como este; hasta el momento no pasa de advertencias, pero como dice el dicho, “cuando veas las barbas de tu vecino recortar, pon las tuyas a remojar”.

Las autoridades en vez de andar haciendo cuentas alegres de que los delitos de alto impacto han bajado, cuando la percepción social es que han crecido porque hay balaceras y asesinados por todos lados; cuerpos torturados y de feminicidios ni hablamos. Niñas y mujeres desparecidas en cada rincón del país y el Edomex entre los primeros lugares.

Tal vez ya se les está pasando la hora de atacar en serio la creciente violencia que se apodera de cada rincón en donde la gente vive con miedo; en donde los niños ya no pueden jugar en las calles o ir solos a la tienda, en donde los padres se han vuelto sus custodios porque ya no pueden vivir en libertad.

La violencia se ha convertido en una cárcel en donde lamentablemente, ya ni la casa ni la escuela, son lugares seguros para nuestros hijos. ¡Por favor autoridades! No digan que los delitos han bajado; más que aplaudirles duele su falta de sensibilidad ante la realidad que estamos viviendo.

Les urge informar números alegres, cuando las muertes, robos, agresiones, violaciones, feminicidios, secuestros, extorsión son más que evidentes.

Se les aplaudirá el día que los ciudadanos nos sintamos que sus hijos pueden estar libres en las calles, una vez más…


Visto 448 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Mariel Álvarez Sánchez

Ana Liza en línea