El plato vacío

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El plato vacío

Martes, 21 Junio 2022 01:56 Escrito por 
Margarita Jiménez Margarita Jiménez La Hidra Digital

El incremento de precios en artículos de consumo indispensable es una realidad cruenta para poder servir la comida de todos los días a un promedio de 3.6 personas que integran las familias, hoy día, cuyo jefe o jefa de familia tienen alrededor de 45 años, en su mayoría, y forman parte de los 34 millones 744 mil 818 hogares a los cuales hay que llevar el sustento.

El incremento promedio en el precio del huevo, el pollo, el aceite, el jitomate, la cebolla, el chile, la sopa de pasta, la leche, el café soluble, el azúcar, los frijoles, el arroz, las tortillas, el pan y todo aquello que integra la canasta básica es de un 13.9 por ciento, con base en datos del CONEVAL. Del limón y el aguacate ya ni hablamos, sólo vale la pena mencionar que estos productos como huevo, pollo y algunas hortalizas y granos están controlados por el crimen organizado, desde la siembra hasta la distribución; de ahí los precios desmesurados a pesar que la gasolina esté subsidiada.

Llevar comida diaria a la mesa, tres veces al día para 3 o 4 personas (en algunos hogares son más) en estas condiciones es prácticamente imposible, y si no se cuenta con ingresos suficientes o no se tienen, no alcanzaría para las familias que viven en condiciones de extrema pobreza.

Habrá hogares en que ni eso, lo sabemos bien, de ahí que con el regalo electoral de despensas se compre la voluntad de las mujeres en situación vulnerable, y si los niños de esa familia requieren un desayuno antes de ir a la escuela a base de leche, un litro cuesta 28 pesos y un pan 10 pesos. A estos niños se les quitaron las escuelas de tiempo completo donde además de estar seguros y estudiando, se les deba la comida mientras sus padres trabajaban.

Imagine usted el almuerzo de algunos albañiles que normalmente consiste en dos kilos de tortillas para llenarse, la que está a 20 pesos el kilo, más una lata de Sardina Dolores a 39 pesos, unos chiles verdes y si bien les va, una lata de frijoles y un refresco tamaño familiar.

Citando el refrán popular: “barriga llena corazón contento”, podemos inferir el estado de ánimo social.


Visto 888 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Margarita Jiménez

La Hidra digital