Cinco hábitos para la abundancia

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Cinco hábitos para la abundancia

Jueves, 14 Julio 2022 00:18 Escrito por 
Marcela Hernández Montiel Marcela Hernández Montiel Visión Holística

La abundancia es un estado de satisfacción y bienestar que se refleja en el mundo externo.

Ya sabes que tú creas tu vida con tus pensamientos y tus emociones. Sin embargo, no utilizamos nuestros pensamientos de manera consciente. Y el mayor problema para manifestar abundancia en nuestra vida no es un tema de escasez, no es que "no haya", el Universo es profundamente abundante, basta con ver la cantidad de peces en un océano, el número de hojas en un árbol y todas las manifestaciones que podemos observar en la naturaleza. La naturaleza es abundancia y tú eres parte de esa naturaleza. No puedes no ser abundante, lo que sucede es que tienes un fallo en tu pensamiento que hace que el suministro de abundancia se corte hacia ti.

Pero así como has aprendido a tener tu foco de pensamiento en la carencia, en aquello que no tienes y en la escasez, puedes empezar a implementar una serie de hábitos que te ayudarán a manifestar la abundancia de lo que quieres en tu vida.

El primer hábito para traer abundancia es HACERTE LAS BUENAS PREGUNTAS

La calidad de tu vida depende de las preguntas que te haces porque el inconsciente está programado para responder a lo que tú te preguntas.

Por ejemplo, si tú te preguntas: ¿Por qué no es posible para mí? ¿Por qué tengo tan mala suerte? ¿Por qué no me dan ese aumento de salario? ¿Por qué no me vienen más clientes? ¿Por qué no encuentro a una buena pareja?

El inconsciente te va a contestar a esas respuestas.

Si dices, por ejemplo, ¿por qué no puedo conseguir a esa pareja que quiero? Tu inconsciente se va a poner en marcha para encontrar todo tipo de respuestas totalmente creíbles que van a reforzar esa creencia de que tú no puedes encontrar pareja. Entonces te vas a encontrar con los hombres o mujeres que no quieren estar contigo, que desaparecen después de una noche, y así igual para todo lo que tú te preguntes.

Así que es momento de cambiar la pregunta de ¿por qué no? A ¿Cómo puedo hacer?

¿Cómo puedo hacer para que me den ese aumento? ¿Cómo le hace la gente que ha tenido ese aumento de salario para poder tener lo que quiere?

Cada vez que te des cuenta que estás haciendo una pregunta que es desempoderadora, que solo te mantiene en el victimismo, piensa de nuevo. Piensa cómo puedes cambiar esa pregunta y que tu inconsciente en vez de irse en tu contra, encuentre respuestas que te permitan crear más de lo que quieres.

El segundo hábito es APRENDER A APRENDER

El aprender a aprender es tener esa mente de principiante, esa mente de “yo solo sé que no sé nada", como decía Platón.  La actitud de estar abierta a aprender algo es también la actitud de poder integrar cosas en ti que no van con tus sistemas de creencias. Tener este lujo de abrirte a cambiar de opinión, de cambiar de visión. Ampliar tu sistema de creencias.

El tercer hábito es TENER UNA INTENCIÓN PARA TU SEMANA Y PARA TU VIDA.

Cuando te dejas llevar por la vida como una hoja al viento, sin visión, sin intención, ¿cómo piensas que va a ser tu vida dentro de treinta años?

Un día vas a mirar hacia atrás y te darás cuenta de que no has vivido la vida para ti, sino para los demás.

Establecer una ruta, ¿Qué es importante para mi en esta semana? ¿Qué es lo que quiero haber hecho durante esta semana? Mi intención está semana es, por ejemplo, tener más tiempo para mí para poder hacer deporte porque .... (lo que sea para ti de importancia).

Aplica solo una intención por semana, no cuatro ni cinco, una.  Y que esa intención por semana la pongas a una intención para el día. Puede ser también un sentir, por ejemplo: ¿cómo tendrías que vivir ese día para que tu niña interior estuviera orgullosa de ti?

Piensa en tu objetivo y en eso que quieres crear para tu vida y luego busca en tu semana cómo puedes acercarte a esto y luego en tu día.  De grande a pequeño, la intención del día se pone desde la noche anterior o por la mañana siendo lo primero que hagas.

Habito número cuatro: HACER TODOS LOS DÍAS ALGO QUE TE HACE SENTIR BIEN.

Tenemos una mente adicta al drama, a la escasez, al malestar, y gracias a ella hemos sobrevivido porque nos ha ayudado a entender lo que era peligroso y lo que no, pero esa mente es la que nos hace adictos a estar mal.

Está bien estar bien. Porque al aceptar que yo estoy bien me hace vibrar al nivel emocional de todo lo que quiero atraer en mi vida. Ya sabemos que la abundancia de todo lo que quieras, de amor, de salud, de dinero, vibran a frecuencias muy elevadas, muy ligeras y muy rápidas, al igual que tú vibras cuando te sientes bien. Cuando te sientes a gusto.

Te estás haciendo un favor para atraer todo lo que quieras cuando te permites estar bien.

¿Haces todos los días algo que te hace sentir bien?

O en realidad no, la mayoría de los días más bien estás en modo piloto automático, en modo zombi y no haces algo que te trae paz, que te trae vida.

Tómate un momento todos los días para hacer algo que te hace sentir bien.

Quinto hábito: CONFIAR EN LOS TIEMPOS DEL UNIVERSO

Tu trabajo no es el cómo te llegará esa abundancia. Cómo te llegarán los clientes, cómo te llegará lo que sea. Tu trabajo es el qué y para qué. Decidir qué es lo que quieres y para qué lo quieres. ¿Qué va a aportar a tu vida? Y una vez que has hecho esto, dar esos pequeños pasos día tras día, semana tras semana para acercarte a eso que quieres en tu vida. Pero no te cierres a las demás posibilidades porque el universo cuando tú te pones en marcha no hay límite en las formas en las que te puede guiar, apoyar, inspirar y proteger para que consigas manifestar lo que quieres.

Si tú quieres manifestar más clientes y estás seguro de que la única forma para manifestar esos clientes es haciendo un evento por Facebook y luego organizar un taller, y que está toda tu energía allá, ni siquiera estás escuchando las posibilidades de que te están invitando a participar en un programa de radio, o en una conferencia o que hay esta amiga que te está diciendo que tiene a otra amiga que está buscando a alguien para dar talleres.  Y tú estás tan segura de que el otro es el camino para ti, que rechazas las otras oportunidades, no las ves. Y luego crees que el universo no te escucha y que no sabes crear abundancia. O peor aún, has decidido una fecha en la que según tú las cosas tienen que pasar y si no han pasado en esa fecha ya pierdes la confianza.

Es un ejercicio de confianza muy grande el hecho de decir <no tengo ni idea de cómo me va a llegar esto, pero me va a llegar>.

No quiere decir que no sigas trabajando, que no sigas inspirándote, que no sigas tu camino, sino que es precisamente porque estás trabajando hacia ese objetivo, que el Universo sabe que estás tan focalizada en ese deseo que entonces te brinda la oportunidad de realizarlo.

Terapeuta Holística/Terapia emocional y de pareja /Mindfulness/ Salud y bienestar /Espiritualidad/Canalización con seres y guías espirituales / Limpieza de magias, corte de vínculos álmicos e integración de vidas pasadas /Limpiezas, chequeo y equilibrado energético /Terapeuta Animal (Esencias florales de Bach, Elíxires Chamánicos y otras) /Fitoterapia, Péndulo y Radiestesia /Sanación Cuántica y Armonización /Tarot /Gemas y cristales.

Sígueme en Facebook: Runa Shanti / Instagram: @alquimiadelunaysol / Twitter: alquimiadeluna


Visto 845 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Marcela Hernández Montiel

Visión Holística