La Noche de los cristales rotos

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La Noche de los cristales rotos

Miércoles, 21 Febrero 2024 00:19 Escrito por 
Raúl Mandujano Serrano Raúl Mandujano Serrano Desde el sótano

Mientras sorbe de su café americano sin azúcar, el periodista rememora a Johan Galtung. Sólo tenía 8 años de edad cuando ya la maldad merodeaba su vida. Aún sin tener claro qué sucedía, escuchaba a sus padres August Galtung y Helga Holmboe, conversar preocupados por lo que ocurría en Alemania. La noticia era alarmante: la noche del 9 de noviembre de 1938, grupos de fanáticos alemanes, autodenominados Arios, destruían y quemaban todas las propiedades judías que encontraran a su paso. Fue uno de los episodios más tristes y execrables del holocausto.

La Noche de los cristales Rotos, Kristallanacht (llamada así por los vidrios hechos añicos que cubrieron las calles después de la violencia desatada) ocurrió en Alemania. Austria y la República Checa. Durante dos terroríficas noches, cargadas de  infames ataques a la población, fueron asesinadas unas 90 personas y alrededor de 30 mil judíos más fueron aprisionados y enviados en trenes sin alimentos al campo de concentración de Dachau. Diez meses después daría inicio la Segunda Guerra Mundial. La guerra del holocausto inició el primero de septiembre de 1939 y terminó en agosto de 1945, con la rendición de los nazis y japoneses. El saldo mortal fue de unos 75 millones de personas asesinadas, provenientes de todas partes del mundo.

Fueron precisamente los episodios sangrientos de esa época, los que llevaron a Johan Galtung a estudiar e investigar sobre la paz y los conflictos sociales. Johan era un sociólogo y matemático noruego que creó una fórmula muy simple basada en poner su confianza en el hombre. Un cambio de paradigma –decía-. “de la paz por medios violentos, a la paz por medios pacíficos. La paz puede ser aprendida y enseñada”. Alguna vez fue entrevistado en el programa de radio "Tormenta de Ideas", donde declaró: "Fidel Castro ha cambiado el mundo. Washington tiene algo que aprender de Cuba".

¿Es Usted mediador? –Pregunto el periodista- Galtung respondió: Yo soy la tercera persona. A mí me llaman y yo tengo que guardar simetría con los oponentes. Ser mediador significa hablar con todas las personas pero con una a la vez. Nunca juntos. El objetivo es saber exactamente qué es lo que buscan. A partir de ello conocemos el origen del conflicto y podemos conciliar”.

Galtung ya era conocido como el padre de los estudios para la paz. Muchos teóricos afirman que su obra representa, por sí sola, el 50 por ciento de los estudios para la paz. “En vez de mirar a la paz como el ideal distante, tenemos que actuar en modo que cada paso en su dirección represente la propia paz”…

 

Murió el Constructor de Paz

El 17 de febrero de este 2024, en su natal Oslo, Noruega, murió a los 93 años de edad Johan Galtung, acompañado por sus hijos Andreas, Irene, Fredrik y Harald.

Recuerdo su visita a Toluca. Nos decía a nosotros, sus alumnos que buscábamos certificarnos por su Instituto en México, que “el fracaso en la transformación del conflicto, es lo que conduce a la violencia. La violencia no es como el comer o tener relaciones sexuales. Va más allá de la simplicidad natural que se encuentra por todo el mundo”. Su pensamiento fue cómo abordar el conflicto con ideas, medios y acciones, para que siempre que surja se pueda canalizar hacia una solución que no origine violencia y eso sólo es posible por medios pacíficos. Para llegar a ello, nos decía que era indispensable adentrarse en el origen y en la naturaleza del conflicto. Ese fue su legado y en eso trabajamos todos los días, muchos mediadores en el mundo… Mi X @raulmandujano


Visto 1481 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Raúl Mandujano Serrano

Desde el Sótano