Palabras para Elisa

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Palabras para Elisa

Miércoles, 10 Julio 2024 00:07 Escrito por 
Ivett Tinoco Ivett Tinoco Matices

Estas líneas están dedicadas a Elisa Carrillo, una de las máximas representantes de la danza en América Latina, comparable a figuras como Alicia Alonso. Su carrera es un testimonio conmovedor de su extraordinario talento y dedicación inquebrantable.

La historia del ballet está marcada por figuras como Catalina de Médici, Jean-Baptiste Lully, Pierre Beauchamp y Marius Petipa, quienes desde el siglo XVI hasta el XIX sentaron las bases del ballet clásico. Petipa, en particular, creó obras icónicas como "El lago de los cisnes" y "La bella durmiente", que definieron el repertorio clásico por su grandeza y virtuosismo técnico.

Hasta el siglo XX, el ballet estuvo predominantemente ligado a la alta aristocracia europea. Sin embargo, tras la Revolución Rusa, se produjo un cambio significativo al democratizar el arte, haciendo que el ballet fuera accesible a todas las clases sociales. A pesar de esto, el acceso al mundo del arte seguía estando fuertemente influenciado por perspectivas eurocéntricas.

Películas como "Billy Elliot", que explora estereotipos de género e identidad, "El cisne negro", que muestra la búsqueda obsesiva de perfección y la lucha interna de la protagonista llevándola a la desintegración psicológica y emocional, y "Yuli", que narra la historia de Carlos Acosta y su enfrentamiento con barreras étnicas y culturales, ilustran cómo los bailarines y artistas enfrentan desafíos como el prejuicio, las expectativas sociales y la presión por alcanzar la perfección.

Para una mujer latina como Elisa, incorporarse y destacarse en el exigente mundo europeo de la danza no fue fácil. Sin embargo, su determinación y talento excepcional le han permitido ganarse el respeto y la admiración en una arena altamente competitiva.

Desde niña, Elisa soñaba con ser bailarina, apoyada por una familia que comprendió desde muy temprano la importancia de llevarla más allá de Texcoco, trasladándose a la Ciudad de México para brindarle mayores oportunidades. Fue allí donde tuvo acceso a una beca que, a los 14 años, la llevó a Europa. A pesar de no hablar inglés en ese momento, encontró en la danza su principal forma de comunicación, entendiendo que debía superar obstáculos para alcanzar lo que parecía inalcanzable.

Su trayectoria se distingue por su habilidad artística y su capacidad para desafiar las expectativas y superar barreras. Elisa ha demostrado que es posible mantener una carrera de alto nivel en la danza incluso después de convertirse en madre, desafiando la percepción de que la maternidad puede limitar el desarrollo profesional.

Elisa Carrillo ha sido reconocida con diversos premios destacados a lo largo de su carrera como bailarina. Entre ellos se encuentran la Presea Arte y Cultura Sor Juana Inés de la Cruz, otorgada por el Gobierno del Estado de México, y el Premio Nacional de la Danza, concedido por el Gobierno de México. Además, ha sido galardonada con el premio Danza&Danza en Italia, y en 2019 recibió el prestigioso Benois de la Danse por su destacada interpretación en el papel principal de "Romeo y Julieta", con la coreografía de Nacho Duato. Este último es ampliamente reconocido como el premio más prestigioso en el mundo del ballet, consolidando así su posición como una de las principales figuras en el ámbito internacional de la danza clásica.

Este lunes, Elisa Carrillo se despidió de los escenarios del Staatsballett Berlin después de 17 años como integrante y primera bailarina. A través de sus redes sociales, anunció que continuará bailando en otros escenarios y se enfocará en fortalecer su faceta como gestora y promotora de la danza y la cultura, tanto en México como internacionalmente.

El legado de Elisa Carrillo va más allá de sus brillantes interpretaciones en el escenario, impactando profundamente en el ámbito cultural y social de México y América Latina. Su compromiso con la gestión y promoción de la danza ha sido fundamental para democratizar el acceso a esta forma de arte. A través de programas de becas, festivales, galas y masterclasses, ha creado oportunidades tangibles para que jóvenes con talento puedan desarrollarse en el mundo de la danza, sin importar su origen socioeconómico. Su labor incansable fortalece el tejido cultural del país, inspira a las futuras generaciones de bailarinas y bailarines latinoamericanos a perseguir sus sueños con tenacidad y pasión, demostrando que el talento y la dedicación pueden abrir puertas hacia un futuro lleno de posibilidades y realizaciones personales y artísticas.

Elisa sabe cómo se construyen los sueños: soñando y dejando soñar, teniendo cómplices de esos sueños, para emprender la lucha por nunca dejar de soñar. Ella sabe que la determinación, constancia y disciplina son indispensables, pero su fórmula mágica ha sido amalgamarla con amor.

En esta tierra mexicana y mexiquense, nos sentimos honrados de contar con una mujer tan talentosa que nos ha enseñado con el ejemplo que las y los mexicanos somos fuertes, que somos guerreros y que la fuerza de nuestra raza nos permite alcanzar las metas más altas.

Gracias, Elisa, por ser una gran bailarina. Gracias por ser el extraordinario ser humano que eres. Que tu pasión y fuerza sigan emanando del corazón por la danza y por México

Visto 1061 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Ivett Tinoco García

Matices

Sitio Web: #