Hablemos de tantra

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Hablemos de tantra

Jueves, 13 Enero 2022 00:34 Escrito por 
Marcela Hernández Montiel Marcela Hernández Montiel Visión Holística

La palabra Tantra actualmente se ha extrapolado a sólo lo sexual y la esencia del Tantra no tiene nada que ver con "sólo lo sexual".

El tantra es otro nombre del recorrido que proponen todas las corrientes místicas: ir hacia la unidad de todo lo que es: la paz, el gozo, el éxtasis, el amor. Un estado de NO DUALIDAD donde lo abrazas todo, donde amas el momento.  Es estar en presencia, estar en consciencia de cómo nos sentimos en cada momento, pero sobre todo, es un estado de AMOR

El tantra empieza con una conversación entre dos amantes representados por Shiva, que es la CONSCIENCIA y el principio masculino y Shakti, la ENERGÍA, que es el principio femenino. No se trata de un hombre y una mujer, aunque gráficamente se los represente como tales, sino de la energía masculina y de la energía femenina.

El éxtasis acontece cuando Shiva y Shakti se fusionan, cuando se conectan lo masculino y lo femenino, el arriba con el abajo, el adentro con el afuera. Todos los opuestos se encuentran. Desaparece la separación. Se ingresa en la unidad.

En esa unidad no hay sufrimiento porque estamos conectados con nuestra verdadera naturaleza.

Por eso tantra es todo.

 

SHIVA Y SHAKTI

Shiva y Shakti están haciendo el amor en un monte. En ese encuentro, Shakti le formula a Shiva esas preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Para qué hemos nacido? ¿Por qué morimos?, ¿por qué sufrimos?, etc.

Shiva, como es la consciencia, sabe que los misterios más importantes de la vida no se resuelven con palabras, que hay que experimentarlos. Por eso, en vez de explicárselos, le regala a Shakti ciento doce meditaciones llamadas "sutras", para que ella experimente en primera persona la revelación de esos grandes secretos.

Shakti representa la energía femenina. También se habla de "energía Kundalini". Esta palabra viene de "kunda" que significa "enroscado".  Se la dibuja como una serpiente enroscada sobre sí misma, dormida en la base de la columna vertebral, a la espera de la Fuerza capaz de despertarla.

El camino de la Kundalini consiste en subir esta energía sexual por los centros energéticos, denominados chakras, hasta la glándula pineal, situada en el séptimo chakra, justo por encima de la cabeza. Ahí estará esperando Shiva, el principio masculino, a Shakti. Para encontrarse ella tiene que subir, y Shiva, que es la consciencia, sostenerla.

En ese encuentro donde la consciencia y la energía se unen es donde trascendemos la dualidad a la que está sometida la mente, donde sentimos esa fusión con el todo de la que hablan los místicos. Es el gran viaje donde unimos la Tierra con el Cielo.

 

HISTORIA

Hace aproximadamente 8 mil años, en el Sur de la India había culturas Tántricas en las que se honraba a la diosa, a la Shakti, desde el matriarcado, como el poder creador, iniciador y transformador de la evolución y de la creación. Como mujeres, recibimos, transformamos, creamos y parimos, eso es esencia sexual femenina. Y entonces a los niños y a las niñas se les educaba desde los 7, 8 años, en lo que sería conectar con su propia energía sexual para empoderarse como seres individuales. Los niños en Shiva, con sus aspectos masculinos: la presencia, la consciencia, decisión, dirección, acción. Y las niñas, en la esencia sexual femenina que es la Shakti. La energía que lleva a Shiva hacia Dios. Shakti es energía en movimiento.

El camino del Tantra es el camino de dos. En la unión de dos polos se hace más luz.  El camino del Tantra es en pareja. El camino del yoga es individual, es en solitario.

Sin embargo para quienes no estamos en pareja, aprendemos el tantra Blanco, que es conectar con nuestra propia energía sexual para elevarla, sublimarla, espiritualizarla y beneficiarnos de ella. Si no hay eso, no hay tantra. ¿Qué quiere decir? Que a veces la energía sexual cuando se queda localizada en los primeros chakras nos puede perturbar, nos dejamos arrastrar por ella y si tenemos heridas y carencias creemos que estamos enamorados y a lo mejor es algo que solo tiene que ver con un deseo básico sexual y se nos olvida conectar con el amor, desencadenando las bajas pasiones y el desenfreno.

Conectando con nuestra propia energía sexual, elevándola, sublimándola, espiritualizándola y beneficiándonos de ella, no necesitamos del otro o la otra para disfrutar de esa energía.

En lo que nos ayuda el tantra blanco es a ser poderosos y poderosas sin necesitar al otro. Así que cuando se da la oportunidad de complementarnos, hay una entrega desde la independencia, no desde la dependencia. Conectando con nuestra propia energía sexual nos podemos sentir plenos, sanos y disfrutar de cualquier espacio en nuestra vida individual.

En pareja se practica el tantra rosa y el tantra rojo para profundizar en el camino Tántrico.

Quien elije el tantra necesita compartirse desde ahí, para eso aprendemos con diversos ejercicios a conectar con esa energía.

Este es el tipo de tantra más profundo, pero en la actualidad existen cursos y talleres donde esta filosofía se ha malinterpretado y nos podemos llevar impresiones equivocadas sobre lo que es el Tantra. Nos podemos hacer mucho daño si no entendemos la esencia del Tantra verdaderamente.

Lo que nos enseñan los maestros Tántricos ancestrales es la sensualidad, no la sexualidad. No nos quedamos en el primer y segundo chakra, que es una energía más carnal y más visceral, sino que aprendemos a elevar esa energía para llegar al sexto y al séptimo chakra.

El camino Tántrico es un camino de evolución, individual, en pareja para el crecimiento personal y el de la pareja, con la intención de la iluminación, es decir, en estado de luz, de plenitud.

Se llama ahora tantra a cualquier cosa, llevándolo casi a un nivel pornográfico, induciendo al masaje vulgar, que es un nivel muy bajo.  Tantra no es un masaje con final feliz, es una elevación de traer a Dios a la tierra a través de la energía, donde honramos a nuestro Dios y diosa interno y en el otro. Desde la honra, la adoración y la devoción de uno con el otro hacia Dios.

El tantra yoga es una filosofía, un estilo vida que es todo un arte ya que implica una práctica habitual de consciencia de presencia y Amor en todo momento.

Terapeuta Holística/Tantra Sagrado/Canalización con seres y guías espirituales /Sanación Akáshica / Limpieza de magias, corte de vínculos álmicos e integración de vidas pasadas /Limpiezas, chequeo y equilibrado energético /Extracción de implantes/Técnicas emocionales integrativas /Terapeuta Animal (Esencias florales de Bach, Elíxires Chamánicos y otras) /Fitoterapia, Péndulo y Radiestesia /Sanación Cuántica y Armonización /Tarot /Gemas y cristales.

Sígueme en Facebook: Moon Surya Ananda / Instagram: lua_surya_ananda / Twitter: @Lua_Surya


Visto 516 veces
Valora este artículo
(4 votos)
Marcela Hernández Montiel

Visión Holística