Yasin Cengiz y Lenia Batres

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Yasin Cengiz y Lenia Batres

Martes, 09 Enero 2024 00:45 Escrito por 
Carlos Carral Carlos Carral Agenda sindical

En un video que circula en redes sociales, principalmente Tiktok, que tiene como protagonista al turco Yasin Cengiz, conocido a partir de ese vídeo como el “turco de la panza”, se hace una referencia sobre la ignorancia, de la que las generaciones más jóvenes en este momento hacen una apología y el motor que les permite tener sólo 5 minutos de fama mundial, ello haciendo videos en los que se presentan situaciones banales, en la que muchas veces la temática central es la propia ridiculización de su personaje principal.

La temática de los videos de este personaje es fundamentalmente la misma: el sujeto sale bailando y moviendo su abdomen de forma graciosa y llamativa, al ritmo de la música pegajosa que suena de fondo y en algunos casos incluso en escenarios donde se le suministran grandes cantidades de comida, esto en una especie de afirmación implícita que asegura que son las grandes cantidades de comida, las que han permitido al turco tener esa graciosa y pronunciada “barriga”.

Definitivamente no hay mucho mérito en el número que presenta Yasin Cengiz, pero la perspectiva y demanda intelectual de sus seguidores virtuales, le permiten tener un sinnúmero de “likes” todos los días y una cantidad espectacular de reproducciones cada que produce un nuevo número.

Ahora bien, ¿qué similitud existe entre el “turco de la panza” y la hoy Ministra de la Corte Lenia Batres Guadarrama?, la verdad es que no mucha, pues aunque viven realidades aparentemente lejanas una de otra, tanto por el ambiente en el que se desarrollan, como por los ingresos que tienen, el éxito y posición de ambos es producto de una misma dinámica: la apología que este sistema hace de la ignorancia, la manipulación y el espectáculo que roba la atención de una sociedad masificada.

4 fueron las profesiones que representaron a los intelectuales de este país en su historia, los curas, los maestros, los médicos y los abogados, hoy todos han sido absorbidos por este oscurantismo moderno que vivimos y al igual que los demás miembros de la comunidad, su nivel intelectual es bajo a pesar de tener un título universitario y ni hablar de sus expectativas de vida y posibilidades reales de crecimiento más allá de lo material.

Comentamos lo anterior, porque en algún momento de principios del siglo pasado y finales del antepasado, los letrados en leyes eran potenciales creadores del derecho e instituciones jurídicas, no por participar en el proceso formal de creación de la ley, sino porque con sus argumentos obligaban al Poder Judicial a nivel federal, a tomar como válidos sus argumentos, emitiendo criterios jurisprudenciales que establecían cómo se debía interpretar la ley y aplicar o por el contrario, como no se debía hacer.

En un capricho más del presidente y su obstinación de dejar en los puestos de poder a sus incondicionales, convirtió en Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a Lenia Batres Guadarrama, hermana del actual jefe de gobierno de la Ciudad de México Martí Batres, aquel que distribuyó la leche “Betty”, esa leche a la que se le detectó contaminación por presencia se materia fecal animal y a quien siempre se le acusó de ser, junto con la hoy Ministra y Valentina Batres, la otra miembro de la dinastía, los promotores de movimientos de desestabilización social y choque, de los que siguen sacando grandes dividendos políticos y personales, viviendo bastante bien los últimos 25 años cuando menos.

Como si fuera garantía de algo, López Obrador con motivo del nombramiento de Batres Guadarrama como Ministra, señaló que la gente la llama ya “la Ministro del pueblo”, mote con el que el presidente nos dice una verdad, si la persona referida es en efecto del agrado de pueblo, no hay que olvidar aquella frase de la república romana que más o menos decía: “al pueblo, pan y circo”, frase que nos deja ver cuál es el origen e interés del nombramiento de la hoy ministra.

Los Batres Guadarrama siempre han sido personajes polémicos y de choque y ahora no será la excepción, la función de Lenia Batres desde dentro, es golpear a la Ministra Presidente de la SCJN , como si al llegar al cargo y desde dentro, encontrara hallazgos inaceptables que le darán más circo al pueblo bueno que tanto sigue a López Obrador y su 4T, aunque conste, con ello no decimos que en la Corte todo camine sobre ruedas.  

ADDENDA

1. Previo a la discusión de la ratificación o no de Ernestina Godoy como Fiscal General de la Ciudad de México, el PRI acusa un ataque armado en contra de una legisladora local, como sugiriendo que los están presionando para apoyar la ratificación o ausentarse en todo caso de la sesión.

El suceso bastante conveniente a los intereses de este partido, quien sabe si para justificar que se doblarán a los de la bancada mayoritaria o a los de un muerto bloque opositor, que además de impresentable, no tiene argumentos para enfrentar a la aplanadora de morena en el Congreso Local. Al igual que lo narrado con el tema principal de esta columna, el tema se antoja a más “pan y circo”, quién sabe con qué interés en realidad.

2. Un muy buen amigo me preguntó a raíz de nuestra entrega anterior titulada “Socialismo en este 2024”, que si el socialismo y el capitalismo no eran el camino, entonces cuál era el correcto, la verdad es que la pregunta es bastante compleja, si logro responderla en alguna medida, tendría la materia prima para desarrollar una teoría filosófica del nivel y complejidad que alcanzó el marxismo, algo muy complejo.

Trataré de cuando menos esbozar lo que veo, lo que creo, lo que estoy convencido y lo que deseo, así es que pondremos manos a la obra con ese eje, en mucho de los que escribiremos este 2024.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.facebook.com/carloscarral2022


Visto 933 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Carlos Carral

Agenda sindical