Diseño humano ¿qué es y para qué sirve?

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Diseño humano ¿qué es y para qué sirve?

Jueves, 11 Enero 2024 00:15 Escrito por 
Marcela Hernández Montiel Marcela Hernández Montiel Visión Holistica

Uniendo varios saberes –como la astrología Oriental y Occidental, el I-Ching, la cábala y el sistema de chakras–, el Diseño Humano te ayuda a comprender tus talentos y usarlos a tu favor.

El diseño humano es una herramienta de autodescubrimiento que te ayuda a tomar mejores decisiones en función de tu tipo de diseño y te da las claves para actuar y moverte a favor de tu energía y singularidad.  

Fue creada por el físico canadiense Ra Uru Hu (Alan Robert Krakower) y su propósito apunta a comprender y reconocer, tanto tu singularidad como tus talentos innatos. Y a partir de esa información, cómo potenciarlos y aprovecharlos al máximo a la hora de tomar decisiones, tanto personales como laborales. Por ejemplo, esta herramienta se usa mucho en mentorías con líderes de negocios, para lograr la diferenciación de una marca y alinear la estrategia de comunicación a la energía, los dones y talentos de sus clientes.

Pero también podría usarla una mamá para comprender y respetar la singularidad de la personalidad de sus hijos y apoyarlos en un desarrollo más consciente en la toma de decisiones a la que deben enfrentarse, en especial, en su adolescencia, o para saber relacionarte con tu pareja desde un nivel más comprensivo y armonioso conociendo las características de cada uno.

La disciplina del diseño humano se basa en que hay nueve centros distribuidos en nuestros cuerpos y que están conectados –o no– por distintos canales. Cada uno de estos centros desarrolla funciones diferentes dentro de nosotros porque tiene asociaciones biológicas directas. Y observar cómo se relacionan entre sí, nos puede ayudar a entender cómo nos movemos en la vida. Esos centros son:

  1. Centro de inspiración: es el que está en la cabeza y recibe presión de arriba en forma de inspiración. Tiene que ver con nuestros pensamientos y nuestra forma de percibir el mundo.
  1. Centro mental: es la consciencia de nuestra mente intelectual. La función de este centro es investigar, sopesar y comparar situaciones.
  1. Centro de expresión: tiene que ver con la manifestación y abarca dos aspectos esenciales: la manifestación verbal y la manifestación como acción.
  1. Centro de dirección: representa el centro de nuestra identidad porque trata del amor y la dirección. Es nuestro corazón espiritual.
  1. Centro de determinación: es el centro motor y de los más poderosos que tenemos porque está impulsado por la fuerza de voluntad y el poder del ego. Su función es controlar la materia, por eso también tiene que ver con nuestra supervivencia en el mundo material.
  1. Centro emocional: nos conecta con la consciencia de nuestras emociones y sentimientos. Tiene que ver con nuestro chakra del plexo solar.
  1. Centro sexual: este centro es otro poderoso motor que dispone de la fuerza vital que le llega de la base. Es el centro de la vitalidad, la sexualidad y la persistencia. La fertilidad del sacro es la capacidad de crear la energía que necesita para vivir.
  1. Centro corporal: este es el tercer centro de consciencia: la consciencia de tu cuerpo.
  1. Centro base: en este centro encontramos el combustible fundamental para poder existir en tu vehículo corporal.

Cada persona tiene un gráfico de diseño humano personalizado –a partir de los datos de su nacimiento– y ahí aparecen estos nueve centros. Cuando observas tu propio gráfico, puedes ver qué partes tuyas son fiables y consistentes –ahí vas a ver los centros pintados o definidos– y cuáles otras partes son abiertas y condicionables –ahí vas a ver los centros en blanco o abiertos–. Los centros definidos (los pintados) representan lo que viniste a dar en esta vida, mientras que los centros sin definir (los no pintados) son los que representan lo que viniste a aprender a esta vida. Pero atención; no es mejor tener un centro definido que uno abierto; su importancia radica en que los definidos son partes nuestras en las que podemos confiar, pero tienen una manera de actuar muy fija, mecánica y difícil de cambiar sin la intervención de la consciencia, el tiempo y el esfuerzo.

Si bien al principio esta herramienta de autoconocimiento parece muy compleja o difícil de entender, con la práctica concreta te ayuda a conectarte de manera más fácil con los distintos niveles de profundidad de tu diseño, para aplicar este criterio en la toma de decisiones de tu negocio y tu vida. A mí me fue muy útil para entenderme mejor.

¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE DISEÑO?

Los cuatro tipos de diseño humano.

De la combinación de los distintos centros y canales surgen cuatro tipos de diseño que atienden a distintos tipos de biodinámicas con cualidades específicas. Estos tipos son: 

MANIFESTADOR: representan el 9% de la población. Un manifestador tiene al menos un centro motor continuo (centro base, centro emocional o centro de determinación) conectado al centro de expresión. Esto significa que puede movilizar su energía libremente en cualquier momento sin tener que conciliar con nadie más, con todas las ventajas y desventajas que esto supone.

GENERADOR: representan el 70% de la población. Un generador tiene al menos un centro motor, pero este no está conectado al centro de expresión. De esto se deriva que muchas veces, para expresarse en el mundo, en general, les conviene esperar a que aparezcan personas que sí lo tengan y así le den salida a su energía.

PROYECTOR: contiene al 20% de la población. Un proyector no tiene ningún centro motor definido, pero sí el centro de expresión. Ellos están aquí para guiar y ayudar a los demás a que empleen y expresen de la mejor manera posible sus propias energías.

REFLECTOR: representan el 1% de la población. Un reflector no tiene ningún centro definido y, por ello, refleja continuamente su entorno. Es muy importante que dicho entorno –las personas del sitio donde viven o con quienes interactúan– sea lo más armonioso posible porque no solo refleja a los demás, sino que amplifica su estado mental, emocional y físico.

Una de las mayores revelaciones fue descubrir que desde mi diseño humano, con mi centro del ser definido, tengo la capacidad de guiar a mis clientes, poniendo mi propio GPS interno al servicio de su acompañamiento en sus procesos de transformación, dando claridad en momentos de caos.

MÁS ALLÁ DE TU GRÁFICO PERSONAL

El proceso del diseño humano comienza por el reconocimiento de cuáles son las áreas de tu vida que estuvieron siempre sometidas al peso del condicionamiento ajeno o externo. Al conocer y profundizar en tu propio gráfico, vas a sentir que las cosas empiezan a fluir en tu vida más sintonizada contigo misma/o, fiándote de lo que en ti es fijo y consistente para tu toma de decisiones, y no de lo que tienes abierto, ya que es inconsistente y no representa ningún rasgo genuinamente tuyo. Esta disciplina sirve para que puedas darte cuenta y vivir conforme con el hecho de que tú no eres tu cuerpo, ni tu mente, ni tus emociones, sino la consciencia que todo lo contempla. Así que si te sientes lista/o para probar de qué se trata este recorrido de autoconocimiento, vas a ganar en consciencia y autenticidad contigo misma/o.

¿CÓMO SACAR TU GRÁFICO?

Para conocer tu diseño humano, necesitas los mismos datos que para hacerte una carta natal astrológica: fecha, hora y lugar de nacimiento.  

¿DÓNDE HACER TERAPIAS?

Si quieres aplicarlo a tu vida personal soy coach de diseño humano y brindo sesiones para profundizar en tu propio gráfico y expandir tu potencial. Más info: @alquimiadelunaysol

https://linktr.ee/Alquimia_de_luna_y_sol

Terapeuta Holística/Coach de Diseño Humano/Investigadora/Escritora/Psicología /Inteligencia Emocional/Neuroplasticidad/Astrología/ Terapia emocional y de pareja /Esencias florales de Bach, Elíxires Chamánicos y otras) /Tarot /Gemas y cristales.


Visto 1164 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Marcela Hernández Montiel

Visión Holística