Creer o no creer a las víctimas

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Creer o no creer a las víctimas

Viernes, 01 Abril 2022 01:30 Escrito por 
Irma Cruz Irma Cruz Espacio de Libertad

La memoria de las personas no funciona como una cámara de video en la que mediante la pulsación de un botón podemos grabar o reproducir, guardar y recuperar imágenes tal y como han ocurrido; de ahí la dificultad de rendir testimonio fiel de los hechos cuando se es víctima de un delito y de ahí el reto de las autoridades de recabar, registrar y procesar las denuncias, sobre todo, cuando se trata de violencia de género y, en particular, de abuso sexual.  Aquí las personas pasan del calvario de ser víctimas a ser revictimizadas no sólo por un sistema, sino también por una sociedad que, de entrada, las cuestiona y pone en tela de juicio.  

En su más reciente encuesta “Credibilidad de las víctimas de abuso sexual”, la Consultora Enkoll revela que la credibilidad de los testimonios de agresión y abuso sexual es ligeramente mayor cuando las víctimas son mujeres y disminuye un poco cuando las víctimas son hombres. Es decir, cuando una mujer acusa a un hombre de acoso o abuso sexual, el 85% sí le cree a la víctima y el 15% no le cree. Y cuando un hombre acusa a otra persona de acoso o abuso sexual, el porcentaje baja a 82%, que si le cree a la víctima, mientras que el 18% no le cree.

El estudio publicado el pasado 31 de marzo en  www.enkoll.com revela que el 71%, de las personas encuestadas, afirmó haber sido víctima de acoso sexual, mientras que el 39% aceptó haber sido víctima de abuso sexual en algún momento de su vida. En este universo, se distingue que las mujeres son las mayores víctimas de acoso sexual, con un 85% de incidencia, frente a un 55% de hombres afectados; también las mujeres son las más afectadas en el delito de abuso sexual con un 46% frente a un 30% de incidencia entre los hombres.

Y sobre la credibilidad hacia las víctimas Enkoll aborda, específicamente, el caso de la cantante Sasha Sokol sobre el abuso sexual del que fue víctima cuando tenía 14 años, por parte del productor Luis de Llano, de entonces 39 años, frente al cual el 86% sí le cree, pero el 14% no le cree. Por género, en el grupo de hombres encuestados, el 80% le cree, el 20% no le cree; entre las mujeres, el 91% le cree, mientras que el 9% no le cree.

También aborda el caso del actor Mauricio Martínez, registrado un poco después del caso de Sasha, que acusó a otro productor, a Toño Berumen de acosarlo sexualmente durante una audición en su oficina; frente a ello, el 83% le cree mientras el 17% no le cree. Por género, el 75% de hombres le cree pero el 25% no le cree. Entre las mujeres, el 92% le cree, pero el 8% no le cree. Es decir, que si bien no es lo deseable ni es suficiente, la credibilidad frente a una denuncia es ligeramente superior hacia las mujeres con respecto a los hombres.

También es interesante observar que este tipo de abusos, cometidos hace más de 20 años, no fueron denunciados en su momento por miedo (28%), vergüenza (24%) y presión social (14%); y entre las últimas causas por las cuales las personas no denunciaron en su momento, el estudio muestra que fue porque no había justicia para las víctimas (1%) y porque estaban en una situación de abuso de poder (1%).

A pesar del tiempo transcurrido, el 89% de los mexicanos considera que es importante que se denuncie este tipo de abusos, aunque el 93% también considera que las personas que cometen este tipo de delitos terminan saliéndose con la suya, lo cual sabemos que se debe a múltiples factores, entre los cuales se encuentra el nivel de credibilidad hacia las víctimas quienes superando el miedo y la vergüenza, cuando deciden denunciar, se enfrentan de inmediato al juicio sobre la verosimilitud del evento que relatan. 

Frente al juicio positivo o negativo, los expertos afirman que dependerá de la forma en que entienden el mundo quienes realizan tal discernimiento, es decir, a partir de lo conocido, donde prejuicios y estereotipos terminan por deformar y obstruir el juicio de credibilidad. De ahí la importancia de identificar estos primeros obstáculos para, dentro del espectro multifactorial, allanar el camino hacia la justicia: elevando la credibilidad hacia las víctimas.  

@IrmaCruzE

Comunicóloga


Visto 692 veces
Valora este artículo
(4 votos)
Irma Cruz

Espacio de libertad