La confianza clave de la cohesión social

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La confianza clave de la cohesión social

Jueves, 19 Mayo 2022 01:05 Escrito por 
Juan Carlos Núñez Armas Juan Carlos Núñez Armas Palabras al viento

¿Tú en quién confías? Si tu respuesta fue que en algún familiar es correcta la encuesta del INEGI que dice que el 86.8% de los mexicanos confía en familiares. Las siguientes menciones son: en las escuelas públicas 75.1%, en universidades públicas 75%, en el ejército y la marina 73.6%. Rozando la media tabla, las instituciones con menor grado de confianza: el gobierno federal 51.2%, los gobiernos municipales 44.3%, los gobiernos estatales 40.5%, las policías 33.5%, los diputados y senadores 30.2% y al fondo los partidos políticos con el 24.6%.

Existen diversos niveles de confianza e indicadores que los miden. Por ejemplo, está el índice mexicano de confianza económica (IMCP) que el Instituto Mexicano de Contadores Públicos nos dice que disminuyó en 11.08% para inicios de ese año, atribuible al COVID en un 81%, a la inseguridad en el país en 62%, a la falta de capital en 45 % y a la corrupción también en 45%. Por su parte, el INEGI mide la confianza del consumidor, cuyo índice señala que los mexicanos se sienten menos optimistas respecto a sus futuros de consumos debido a la inflación, pues están observando menores posibilidades de adquisición.

En otro orden de ideas, la encuestadora Mitofsky difunde una aprobación del 62.4% y una desaprobación del 37.4% al presidente Andrés Manuel. No obstante, un 41.4% de los ciudadanos reprueban la actuación del gobierno federal y son mayoría quienes ven peor la situación económica. Por supuesto, el 92% de quienes lo aprueban votaron por él en 2018. Si revisamos la actividad económica de quienes aprueban al presidente tenemos que 76.5% son campesinos y 73.2% trabajan en la informalidad. En el otro extremo, las peores calificaciones se tienen entre los servidores públicos en un 53.2%, comerciantes 50% o quienes tienen licenciatura universitaria (o más) 40.3%, los empresarios aprueban la gestión del gobierno en un 36.5%. Es claro que, a menor preparación y mayor informalidad en la actividad económica, mayor aprobación de la gestión presidencial. En los dos temas más importantes para las/os encuestadas/os, seguridad y economía, el gobierno sigue reprobado, que por cierto, son temas que el presidente evade en sus largos discursos mañaneros.

El Banco Interamericano de Desarrollo, en su publicación “Confianza, la clave de la cohesión social y el crecimiento en América Latina y el Caribe”, establece algunos criterios clave para entender este fenómeno social. La confianza es la fe en los demás, en su honestidad, fiabilidad y buena voluntad. Existen dos grandes asimetrías: los ciudadanos están limitados en el acceso a la información pública, mientras el Estado ejerce su poder coercitivo sobre los ciudadanos. Los ciudadanos no confían entre sí y esta situación dificulta el trabajo en conjunto para obligar al gobierno en rendir cuentas. Así, la confianza ha disminuido gradualmente hasta tener que sólo 1 de cada 10 confían en los demás, generando una desconfianza generalizada en el gobierno.

Establece la publicación que la confianza es el cemento de la cohesión social, es decir, que las/os ciudadanas/os que confían entre sí forman sociedades más prósperas. La cohesión social es un compromiso, es apego a la sociedad y a los miembros que la integran. La conclusión de la publicación es que las sociedades que más prosperan son aquellas en las que más confianza hay entre las/os ciudadanas/os, entre las organizaciones sociales y hacia su gobierno. Estas sociedades tienen un alto grado de civismo, considerado como la disposición de sus integrantes para hacer “sacrificios individuales” en aras de proyectos colectivos, y logran tener mayor éxito en su conjunto. Mientras que, cuando la confianza y el civismo son bajos, las políticas públicas ofrecen menos beneficios a las/os habitantes en general y a grupos minoritarios en particular. Cita el estudio como ejemplos de falta de civismo, que reflejan la falta confianza en el gobierno: solicitar un beneficio público al que no se tiene derecho, evitar pagar el transporte público o cometer fraude en la declaración de impuestos si se tiene oportunidad.

Sin duda, un enorme reto de los actuales gobiernos de la región es incrementar la confianza de las/os ciudadanas/os entre ellas/os y hacia los gobiernos. Uno de los principales pilares para generar esta confianza es la educación y la capacitación. Mejorarlas empieza por eliminar barreras legales para que las personas accedan a mayores recursos individuales. Otro aspecto fundamental es aumentar las posibilidades de participación pública, de ahí la necesidad de fortalecer a los partidos políticos como un área de oportunidad indispensable, cuidar la democracia, incluidos los procesos electorales, tanto internos de los partidos políticos como los constitucionales y fortalecer la figura de las organizaciones no gubernamentales. También se debe incentivar a las empresas eliminando asimetrías del poder y barreras para entrar al mercado. En contraparte, hay que fortalecer incentivos en la administración pública, en los tres órdenes de gobierno, que fortalezcan los intereses de las/os ciudadanas/os.

La confianza en el gobierno ha disminuido paulatinamente. Nuestro reto es hacer que los gobiernos quieran generar confianza y éste es un proceso difícil de ganar y fácil de perder. Si se fortalece la transparencia entonces habrá rendición de cuentas y por consiguiente tendremos una mayor participación ciudadana, difícil de alcanzar si los gobiernos polarizan, desatienden la seguridad pública, claudican en la defensa de las/os gobernadas/os y protegen delincuentes. Fue triste ver a integrantes del ejército perseguidos y amenazados por grupos de delincuentes. Más triste es ver al presidente solapar y justificar a estos grupos delictivos. Así no se gana la confianza. Así se podría perder la patria que es de todos.

 

*El autor es Maestro en Administración Pública y Política Pública por ITESM y Máster en Comunicación y Marketing Político por la UNIR.
https://twitter.com/juancarlosMX17
https://www.facebook.com/juancarlosMX17

 


Visto 808 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Juan Carlos Núñez

Palabras al viento