Vampiros energéticos emocionales

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Vampiros energéticos emocionales

Jueves, 12 Octubre 2023 00:30 Escrito por 
Marcela Hernández Montiel Marcela Hernández Montiel Visión Holística

Las malas relaciones no solo son dañinas mientras estás en ellas, también dejan cicatrices que afectan cada aspecto de tu vida, te agotan y te roban la energía. Estoy hablando de relaciones con cierto tipo de personas que aparecen una y otra vez en la vida de aquellos que han crecido en un entorno de abuso y negligencia durante su infancia. Es este ciclo de retroalimentación negativa lo que te hace vulnerable a los vampiros de energía, haciéndote propenso a encontrarlos en el futuro y convertirlos en tu pareja, esposo, esposa, amigo con beneficios o simplemente sufrir por ellos, incluso si no están presentes en tu vida.

Los vampiros energéticos son problemáticos porque roban la energía que podrías usar para construir tu vida, crecer como persona, ganar dinero, encontrar el amor, mantener la salud e incluso criar a tus hijos, o hacer una diferencia en el mundo. Estas son cosas que podrías anhelar, pero el impulso necesario para lograr estas metas parece desvanecerse, desperdiciándose o siendo consumido por otra persona que se alimenta de esa energía.

Es como si las personas que han sufrido en el pasado se ofrecieran incondicionalmente a personas abusivas. Pero, ¿por qué lo hacen? Y si te ha sucedido antes, ¿cómo puedes detectar a los vampiros de energía desde lejos para evitar que entren en tu vida y te drenen?

Hablemos de quiénes son. No todos los vampiros de energía están tratando de robar tu vitalidad; algunos simplemente son personas dañadas que no pueden evitarlo, buscando obtener energía de otras personas. Otros lo hacen a propósito, en lo que yo llamo "robo romántico". Los ladrones románticos son personas engañosas que descubren lo que buscas y juegan un papel con entusiasmo para que los admires, te vuelvas vulnerable y derribes tus límites, permitiéndoles que te manipulen.

Cuando combinas a una persona agresivamente egoísta con una persona traumatizada, obtienes la combinación perfecta para una relación que puede desarrollarse incluso en una sola noche. La persona traumatizada puede interpretarlo como "amor a primera vista" o "destino", solo para descubrir al día siguiente que nada de lo que se dijo o hizo la noche anterior era sincero o real. ¿Alguna vez te has sentido así? Piensa en cómo te sentiste y en cuánta confianza en ti mismo perdiste, así como la esperanza. Es como si el vampiro energético tomara tu energía y la usara para sí mismo, llenándose de confianza y optimismo, mientras tú te quedas sin poder personal, dignidad, capacidad de elección, potencial y camino. Cuando permites que un vampiro de energía entre en tu vida, tu poder se debilita y se agota. Ese es un vampiro de energía del tipo "ladrón romántico".

Otro tipo es el "engañador a largo plazo", que podría ser tu cónyuge, quien secretamente te engaña y se apropia de la energía que alguna vez compartieron juntos. Además, se apropia de la atención, el afecto y el cariño que deberías disfrutar durante sus momentos juntos, lo cual es un derecho en el matrimonio, donde se comparte esa energía a diario. Sin embargo, este tipo de vampiro comienza a dirigir toda esa atención hacia otra persona, a través de una aventura, coqueteo o infidelidad. Tal vez no lo sepas, pero tu energía se ha ido, y ellos también buscan la energía emocionante del engaño en otra persona, quien también se convierte en una víctima.

Un vampiro de energía puede ser una pareja que abusa física o emocionalmente y que obtiene energía no solo durante el abuso, sino también después. Algunas personas disfrutan lastimando a otros, pero también hay quienes son adictos al período de recuperación que sigue al comportamiento cruel. Esta crueldad podría ser impulsada por la acumulación de ira o vacío, y después del abuso, vuelven a la intimidad. Esta sensación entre la crueldad y la reconciliación les brinda una sensación de adrenalina constante, como un vuelo sin gravedad, y es esta sensación la que los hace adictos. Sin embargo, esto no significa que debas tolerar su comportamiento.

Con frecuencia, recibo pacientes, en su mayoría mujeres, pero también hombres, que han perdido su energía ante el primer tipo de vampiro que describí: aquellos que despiertan tu energía romántica para luego absorberla y marcharse.

Los vampiros energéticos no siempre actúan intencionalmente; a menudo son personas traumatizadas que roban energía porque no saben cómo detener el dolor que sienten en su interior. Quieren amor y conexión, pero no son capaces de ofrecerlo o mantenerlo. En cambio, utilizan la seducción para escapar momentáneamente de sus sentimientos oscuros.

No los excuso, simplemente señalo que algunas personas que roban energía son como personas hambrientas que roban pan. A veces, son adictos a la intensidad del romance instantáneo, aunque saben que solo les traerá soledad en el futuro. A menudo, cargan con demasiados problemas para mantener una relación real o enfrentar la responsabilidad que conlleva. Por lo tanto, se aprovechan de tu deseo de romance instantáneo y toman lo que pueden de ti.

Muchas personas que se alimentan de la energía de otros disfrazan sus acciones bajo la apariencia de ser de mente abierta y no posesivas, evitando expectativas y etiquetas en las relaciones. Pueden disfrazarlo de diversas maneras, pero la lógica subyacente de recibir y no dar siempre hará que la persona cuya energía están tomando sienta que es egoísta y poco comprensiva. Las personas con trastorno de estrés postraumático infantil pueden ser fácilmente manipuladas y pueden perder su energía en las relaciones debido a su tendencia a dudar de sí mismas cuando algo no se siente bien. Es probable que pienses, "debo ser yo", y evites establecer límites, permitiéndoles continuar aprovechándose de ti. Esto te llevará a culparte a ti mismo.

Si este es tu patrón de energía, los vampiros gravitarán hacia ti, eres simplemente su tipo. De vez en cuando, pueden ser personas que disfrutan lastimar a otros. Esas personas existen. Pero en mi opinión, es más que nada, un tipo de persona herida que se conecta de manera rota con otra persona herida. En realidad, nadie gana, pero una cosa es segura: necesitas recuperar tu energía, ¡necesitas esa energía que es tuya!

Entonces, ¿Por qué terminas con vampiros de energía? ¿Por qué, cuando lo que quieres es una relación sincera, duradera y recíproca, sigues encontrándote con bombardeo de amor y luego descarte?

No tengo ninguna duda de que las personas que se agotan así tenían un patrón estampado en sus pequeños espíritus cuando eran pequeños, por padres que no podían darles lo que necesitaban. Y lo hecho, hecho está, la cuestión es que no has cambiado tu patrón, así que hagamos una pregunta diferente y veamos si eso ayuda. ¿Qué tiene esta dinámica, al menos al principio, que te sigue atrayendo a vampiros de energía? ¿Hay algo irresistiblemente atractivo en alguien que quiere tomar tu energía? ¿Existe algún tipo de falta de responsabilidad en eso? ¿Tienes un punto ciego que te dificulta ver las señales de antemano de que esta persona simplemente está robando tu energía? ¿Es posible que también, como al vampiro, te encante la parte del romance instantáneo pero luches con las partes del cortejo y las citas que requieren tiempo, paciencia, esfuerzo, discernimiento, compromiso y límites?

No puedo responder a estas preguntas por ti, pero son buenas preguntas para que puedas identificar el papel que desempeñas en la creación de dinámicas agotadoras.

Recupera tu poder; encontrar el papel que desempeñas es la mitad de la batalla y la curación puede comenzar cuando lo encuentras.

https://linktr.ee/Alquimia_de_luna_y_sol

Terapeuta Holística/Investigadora/Escritora/Psicología /Neurociencias/Astrología/Armonización Cuántica y Reprogramación/ Terapia emocional y de pareja /Espiritualidad/ Limpiezas, chequeo y equilibrado energético/Esencias florales de Bach, Elíxires Chamánicos y otras) / Péndulo y Radiestesia /Tarot /Gemas y cristales.


Visto 1414 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Marcela Hernández Montiel

Visión Holística